Este jueves se realizó la primera versión de Expo Element 2019, encuentro focalizado en esta oportunidad en abordar la cal como insumo clave del sector minero. Este material resulta crítico para el proceso de flotación del cobre y otros minerales, razón por la cual Cochilco lo consideró en el primer lugar en su último informe sobre insumos críticos de 2017.

Uno de los expositores y organizadores de este evento, Guillermo Coloma, gerente Técnico y Comercial de Coloma Consultores, comentó a MINERÍA CHILENA que «nos hemos dado cuenta de la necesidad de hacer un evento en el que se reunieran los proveedores, los usuarios y productores de cal, porque no existía esa instancia. Existe cierta información que no llega de forma óptima a todos. Este evento les permite aclarar eso».

En el primer bloque del evento, los expositores coincidieron en que entre 2019 y 2025 se proyecta un incremento en la demanda de cales para la minería. La futura necesidad implicaría que en el periodo 2023-2025 exista un déficit productivo de cal de alta pureza a nivel nacional.

Durante su presentación, Coloma destacó el requerimiento de cal en operaciones de la gran minería, como Spence, de BHP; Minera Los Pelambres, de Antofagasta Minerals -en su plan de expansión de infraestructura complementaria- y Quebrada Blanca Fase 2, de Teck. Esta última requerirá 100.000 toneladas de cal, de acuerdo con el gerente de Coloma Consultores.

Desafíos

Los expertos coincidieron, además, en que el transporte de este material -entre el Norte Grande y el Norte Chico principalmente- es otro de los principales desafíos a enfrentar. En ese ámbito, se deben generar soluciones en función de disminuir los costos.

En otro ámbito, la calidad de pureza de las cales en territorio chileno son insuficientes para ciertos procesos, por lo que surgen posibilidades para generar cambios de polaridad química en este elemento.

Durante la jornada, han participado en Expo Element 2019 expositores de Codelco, Collahuasi y Cbb Cales, entre otros.