(El Mercurio) Uno de los temas importantes que tendrá que revisar este año el organismo dirigido por Ricardo Riesco será el acuerdo al que llegaron el año pasado Tianqi con la FNE para aprobar el ingreso de la firma china a la propiedad y directorio de SQM, para resguardar el acceso que tengan a información relativa al litio, al ser Tianqi competidora directa de SQM, además de tener un joint venture con Albermale en Australia, donde también compiten con la minera chilena.

A pesar de que el acuerdo estipula la existencia de un protocolo de funcionamiento del directorio que deben proponer los directores elegidos por Tianqi, el directorio de SQM se adelantó y en enero informaron de un protocolo que incluye, entre otras cosas, la creación de un comité del litio y reportes constantes de la gerencia general a la FNE cada vez que los inversores chinos quieran saber algo relativo al litio.

-¿Tiene una opinión general sobre Tianqi y tema litio? ¿Le parece sano que un competidor esté en el directorio y propiedad de una empresa?

“En este caso, que es anterior a mí, la FNE hizo su análisis y estimó que con los resguardos que se adoptaron en el acuerdo extrajudicial con Tianqi, que tuvo todas las complejidades que son de público conocimiento y que fue aprobado por el TDLC, se resguardan debidamente las prevenciones respecto del traspaso de información entre competidores”.

– ¿Revisó el acuerdo? ¿Le parece mejorable en algunos aspectos?

“Me parece que se llegó a una solución adecuada para prevenir eventuales efectos anticompetitivos que se pudieran producir por el traspaso de información entre competidores. Y quiero agregar que lo estamos monitoreando de cerca”.

– ¿Qué le pareció el protocolo que anunció SQM en enero?

“Ese protocolo interno de Soquimich es un documento unilateral emanado de la propia SQM, que no está sujeta a ninguna investigación, por lo tanto, no tenemos competencia para pronunciarnos respecto de los protocolos internos de una empresa”.

– Pero ese protocolo involucra a la FNE…

“SQM en su protocolo hace referencia a que nos enviará algún tipo de información, pero la única fuente de nuestras competencias y obligaciones está en la ley, no en los acuerdos y decisiones unilaterales que adopte una compañía. Usted entenderá que si todas las compañías nos empezaran a atribuir una serie de obligaciones… Nuestra fuente de obligaciones está en la ley. Estamos encima de todas las situaciones que pudieran atentar contra la libre competencia”.

-¿Entonces para la FNE ese protocolo no es válido?

“La FNE va a monitorear estrictamente el cumplimiento del acuerdo extrajudicial al cual arribó con Tianqi y que fue aprobado por el TDLC. Respecto de qué ocurra al interior de SQM y los protocolos que unilateralmente y que en el ejercicio de sus derechos -esto no es un cuestionamiento- dicten, bueno, es un acto propio de la compañía y nosotros veremos si tiene alguna influencia o no en el cumplimiento del acuerdo que tenemos con Tianqi”.

-La información que llegue a partir de ese protocolo emanado de SQM y que llegue a la división Antimonopolio, ¿qué curso le van a dar?

“Lo vamos a incorporar al expediente de investigación y si vemos que implica un incumplimiento del acuerdo extrajudicial que celebramos con Tianqi, naturalmente tomaremos todas las medidas que nos permite la ley”.

Otro de los temas que ocupa al fiscal Riesco por estos días está en entregar este mes el estudio de mercado de textos escolares. “Lo que les puedo adelantar es que va a tener un impacto favorable probablemente, si acogen algunas recomendaciones, en el precio de los textos escolares”, se limita a decir sin querer dar más detalles hasta que se conozcan las conclusiones. “Se puede mejorar la competencia en ese mercado, y nuestras recomendaciones van a ir encaminadas a mejorar la competencia y se debiera traducir en una rebaja de precios en los textos escolares”, apunta.

Este mes, además, Riesco fue el encargado de entregar el premio al ganador del concurso la “Barrera regulatoria más gravosa para competir”, donde la medida ganadora fue las reglas que dificultan la importación de medicamentos, que justamente se empalma con el estudio de mercado de medicamentos que prepara la FNE y cuyas conclusiones se conocerán en octubre.

“Nunca he tratado de importar un medicamento desde el extranjero al país, pero por lo que me señaló la ganadora parece que es una odisea y si es así lo vamos a tratar en el estudio de mercado pertinente que es el que sale en octubre”, dice el fiscal. Como el estudio no está terminado y aún están solicitando información y procesando, el fiscal prefiere no adelantar juicio sobre materias como la integración vertical de laboratorios y farmacias, o la venta de medicamentos en establecimientos no farmacias, que son temas que han salido a la palestra en el país, pues coincidentemente se está debatiendo en el Congreso la Ley de Fármacos II, para bajar precios y dar mayor acceso a los fármacos. “Todavía estamos solicitando información, que son toneladas y la estamos procesando. Nos encantaría, pero no depende de nosotros llegar. Va a depender de cuánto se demore la tramitación de la Ley de Fármacos II, y si no llegamos y a alguien le parecen bien las recomendaciones que saquemos en nuestro estudio, va a ser la base de una Ley de Fármacos III en su minuto”, dice Riesco.

-En aras de un proceso legislativo eficiente, ¿no debiera ralentizarse la legislación a la espera del estudio que ustedes saquen?

“Nosotros no intervenimos en el proceso legislativo (…) Va a ser un buen insumo. Nos encantaría acelerarlo (el estudio), pero no alcanzamos a procesar y a concluir, y que sea serio”.

Esta semana, además, la FNE aprobó en Chile la compra de FOX por parte de Disney, con cuatro medidas de mitigación, las que, a diferencia de otros países, no incluía la venta de canales deportivos. “La FNE estimó que con las medidas de mitigación, que son bastante profundas, eran suficiente para que ellas pudieran realizar su operación. En otros países estimaron una cosa distinta. Chile no es el único país, en Perú, en Colombia, tampoco hubo desinversión”, explica Riesco.