(Pulso) El Gobierno de Brasil considera adoptar medidas para reequilibrar el comercio de acero en la Unión Europea (UE), ante el impacto de las tomadas por los países de ese bloque sobre las importaciones del metal, informaron este lunes fuentes oficiales.

En una nota conjunta, la Cancillería brasileña y los ministerios de Economía y de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento informaron que Brasil notificó esa posibilidad a la Organización Mundial del Comercio (OMC) este lunes.

“El Gobierno brasileño remitió a la OMC (una) notificación de que Brasil, al amparo del Acuerdo de Salvaguardas, podrá adoptar medidas para reequilibrar su comercio con la Unión Europea, ante el impacto de las medidas de salvaguarda en el sector del acero”, señaló el comunicado de los ministerios.

El pronunciamiento a la OMC responde a la solicitud que ha venido realizando el Gobierno de Brasil de una compensación de la UE por las salvaguardas impuestas por ese bloque a comienzos de este mes, pedido que fue reiterado nuevamente por Brasil este lunes.

El pasado 1 de febrero la UE publicó la reglamentación de la sobretasa del 25 % sobre las importaciones de acero que excedan los límites establecidos por categoría de producto.

Con los recargos -que estarán vigentes hasta junio de 2021-, los países de la UE buscan proteger a los productores de acero europeos de la entrada en el mercado por parte de terceros.

La UE había iniciado en marzo de 2018 una evaluación sobre la imposición de salvaguardias, que se aplicaron provisionalmente en junio de ese año.

En la nota, el Gobierno insistió en que seguirá defendiendo los intereses de los productores y exportadores brasileños y señaló que “permanece abierto al diálogo con la Unión Europea para buscar el mejor encaminamiento hacia esas cuestiones”.