(El Mercurio de Antofagasta) Cerca de Calama se ubican tres relaves mineros. Uno de ellos activo. Los otros dos, aparecen como “Abandonados” en los datos oficiales del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin).

Con las intensas precipitaciones que siguen potencialmente activas en la provincia de El Loa, estos desechos tóxicos representan un potencial peligro que debe ser fiscalizado y monitoreado, explican expertos.

[Sigue leyendo sobre este tema en la edición impresa del diario]