(Pulso) El seminario “Proyecciones sectoriales 2018-2019” organizado por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) es el marco donde los principales gremios del país entregan sus estimaciones de expansión para el cierre de este ejercicio y el próximo.

En la primera de las exposiciones, el gerente de estudios de Sonami, Alvaro Merino, estimó que el sector se encuentra amenazado por una serie de riesgos, siendo de ellos el más relevante lo que pueda suceder con China en los próximos años.

En ese sentido, proyectó que 2018 el crecimiento del sector será de 5% con exportaciones por US$42.000 millones.

Para 2019 en tanto, la estimación es de apenas 1%, con exportaciones por US$43.000 millones.

Industria

El segundo turno de las exposiciones correspondió a Sofofa, gremio que hizo sus apuestas para la producción industrial

Sobre el punto, el gerente de estudios Rafael Palacios, adelantó que para 2018 la proyección es una expansión de entre 3,55-4% (centrado en 3,8%) y para 2019 un rango de entre 3-3,5%, con sesgo al alza.

Según Palacios los desafíos relevantes para la industria apuntan a elevar la inversión, la modernización del Estado, avanzar en reformas laborales y revisar la regulación del Sistema de Impacto Ambiental.

Construcción

Un mejor panorama puntual para 2019, pero incertidumbre para los años siguientes proyectó la Cámara Chilena de la Construcción. Según su gerente de estudios Javier Hurtado, las perspectivas de expansión para 2018 es de 4%, mientras que para 2019 se prevé un alza hasta 4,6%.

La razón de este incremento, apuntó Hurtado, tiene que ver con el alto volumen de inversión aprobada que tiene que materializarse.

“El tren ya se puso en marcha”, aseveró.

Sin embargo, para los años siguientes advirtió una gran incertidumbre debido a que “se ha ido estancando el crecimiento y la confianza y tampoco han ingresado nuevos proyectos”.

Sobre los riesgos para el sector, apuntó el congelamiento de permisos de construcción y los planes reguladores.

Agricultura

En materia agrícola, la Sociedad Nacional de Agricultura proyectó un escenario bastante dinámico, pese a los factores internacionales que generan volatilidad, particularmente por la guerra comercial entre China y EEUU.

Adelantó, sin embargo, que para el sector “el vaso todavía está lleno”, proyectando para 2018 una expansión de 3,5%, mientras que para el próximo año un 3,1%.

Gana subrayó que uno de los temas relevantes es que el sector mantiene altas perspectivas de desarrollo de proyectos.

Banca

Para la banca se mantiene el dinamismo, en rangos superiores a la expansión del PIB doméstico.

Así lo adelantó Luis Opazo, de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras, quien sostuvo que el financiamiento de los hogares de menores ingresos sigue siendo un desafío, con una disminución de las solicitudes de créditos hipotecarios.

No obstante, el sector prevé para este año una expansión de 6%, y para 2019 de 7%, siendo el mayor riesgo el escenario macro por la ya mencionada guerra comercial.

Opazo también planteó como el principal desafío del sector la implementación de la nueva Ley General de Bancos en particular sobre el cumplimiento de los requisitos de capital por Basilea III y el potencial impacto en el financiamiento, sobre todo de los sectores de menores ingresos.

El comercio

Y por último, el dueño de casa. La CCS cerró el seminario, anticipando un crecimiento de 3,2% para el comercio este año y una desaceleración para la actividad en 2019, ejercicio en el que se expandirá sólo un 3%.

El gerente de estudios de ese gremio, George Lever, también proyectó que la economía chilena no crecerá más de 4% este año.

Lever también abordó el efecto de la inmigración y la pérdida de la economía chilena de la capacidad de generar empleo por los cambios tecnológicos y las turbulencias internacionales, siendo ese el principal desafío.