(La Segunda) Este miércoles será una jornada clave para el futuro de Minera Dominga. El Tribunal Ambiental de Antofagasta, llevará a cabo una inédita conciliación entre la compañía y el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), esto luego que el pasado 21 de agosto el Comité de Ministros de la ex Presidenta Bachelet rechazara la iniciativa controlada por las familias Délano y Garcés.

Ad portas de la cita en el norte, el clima entre los intervinientes ha estado bastante noticioso. El proyecto minero portuario envió un escrito y un estudio en Derecho del abogado Raúl Tavolari, criticando a las comunidades que han querido hacerse parte de esta instancia conciliatoria que podría abrir una puerta a la minera. En tanto, por el lado del SEA, el Ministerio del Medio Ambiente, liderado por Marcela Cubillos, solicitó la renuncia al director (S) del servicio, Juan Cristóbal Moscoso en las vísperas de la conciliación.

El abogado ofició de asesor técnico al momento de la polémica votación liderada por el ex ministro Marcelo Mena, la que fue criticada por haber sido convocada con menos de 48 horas de antelación y que a la postre gatilló el quiebre del equipo económico del gobierno pasado.

Las cartas de Dominga

La minera presidida por Iván Garrido espera que el Tribunal le entregue una chance de revivir el proyecto y retrotraiga el proceso a la etapa posterior a la dictación del Informe Consolidado de Evaluación (ICE), que recomendó en base a argumentos técnicos aprobar Dominga. Sin embargo en su último escrito criticó a una serie de organizaciones comunitarias que han buscado hacerse parte en la conciliación criticando el proceso, entre ellos agrupaciones de buzos y mariscadores de la zona de Chungungo, quienes buscan influir en la cita de mañana.

Según la minera “no es efectivo que se requiera el consentimiento de todos los terceros para poder conciliar en esta causa”, ya que bastaría “que uno de ellos no concurra al acuerdo para que el acuerdo sea fallido”.

Salida express de Moscoso

A un día de la conciliación, el SEA, que es la contraparte de Dominga sufrió la pérdida de su director. Antes de irse del servicio, Moscoso envió una carta a sus subalternos despidiéndose e informando que Hernán Joglar Espinosa asumiría como director ejecutivo subrogante.

“A pesar de que hemos avanzado como equipo y hemos crecido muchísimo como institución, aún nos falta un largo camino por recorrer. Estos son los desafíos que se vienen por delante”, dijo en su carta con fecha de ayer enviada por el correo interno del SEA.

Además, a pocos días del cambio de mando Moscoso envió un escrito al Tribunal Ambiental, respaldando el rechazo al proyecto y añadiendo que su motivación era sólo ir a “escuchar” la propuesta que podía proponer la entidad presidida por Daniel Guevara.

Consultado el Ministerio del Medio Ambiente, mediante un comunicado informó este mediodía que el ex seremi del Medio Ambiente de Valparaíso, Hernán Brucher, asumirá en remplazo de Moscoso. El director del SEA es la contraparte de la minera en el litigio ambiental, representando al gobierno.

Pese a que la designación de este cargo es a través del sistema de Alta Dirección Pública (ADP), el nuevo gobierno decidió nombrarlo directamente, usando uno de los 12 cupos que la nueva normativa autoriza.

“Es sólo una Invitación”

Según explica el presidente del Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta, Daniel Guevara “la audiencia de mañana no es una obligación para las partes, sino una invitación abierta para garantizar el acceso a la justicia”.

El magistrado, sostiene que una vez culminado el proceso conciliatorio, el tribunal tendrá unos 30 días para emitir una sentencia, “la cual podría llegar en abril”, explica Guevara.