(Diario Financiero) Un tono definitivamente de despedida tuvo ayer el discurso del presidente de la Sofofa, Hermann von Mühlenbrock, cuyo período termina en abril próximo. Y quizás dos planteamientos reforzaron esa sensación: uno, su llamado a evitar el camino del conflicto o, como lo sugirió de otra forma, a dejar de lado “posiciones de blanco y negro”; y lo segundo, la propuesta de reunir entre sus asociados ideas pro crecimiento que le sirvan de insumo a los futuros candidatos presidenciales.

“Serán propuestas amplias y concretas. Este proyecto lo deberá terminar quien ocupe esta presidencia”, expuso.

El dirigente sostuvo que son muchos los temas que deben abordarse pensando en el futuro. “Incluso es probable que nuestras posiciones no sean populares cuando hablemos, por ejemplo, de temas tributarios o laborales. Pero nuestro desafío es que los planteamientos estén siempre bien fundados”, dijo.

Insistió en que no creen que lo construido entre todos haya que destruirlo. “Para conservar lo bueno, debemos tener la fuerza y el liderazgo para proponer los cambios que el país necesita”, acotó.

Adicionalmente, enumeró una serie de necesarias modificaciones, como la flexibilización laboral para las mujeres, la modernización de la legislación del mercado del trabajo, perfeccionar las regulaciones y prácticas de los mercados para promover la competencia y el objetivo de avanzar hacia pensiones “justas y dignas”.

Convicción ética

En otro pasaje de su discurso, Von Mühlenbrock expresó que “la única forma de recuperar el sitial que debe tener la vocación empresarial es trabajar desde los valores y principios, con fuertes convicciones éticas, para erradicar las malas prácticas, y ser claros y tajantes para sancionar las que se cometan”.

En esta línea, reforzó que no están dispuestos a aceptar que se pretenda confundir la “vocación empresarial con el abuso”.

Desde su óptica, en la Sofofa fueron los primeros en reconocer que en el mundo empresarial también ha habido “errores, prácticas indebidas en materia de financiamiento de la política, actos de corrupción y actos de colusión”.

En opinión del presidente de los industriales, “a lo que debemos aspirar, no es a que nos quieran, -ojalá algún día sea así- sino que nos respeten”.

Aunque muchas veces no todos compartan nuestras posiciones, dijo, “debemos lograr transmitir con claridad que ellas no corresponden a intereses mezquinos u ocultos”.

En el ámbito del diálogo, Von Mühlenbrock valoró el anuncio de la Presidenta para concordar cambios al sistema de pensiones, junto con destacar los términos responsables en los cuales se basó el proyecto de ley de Presupuestos 2017.

[Freno de la inversión es la principal preocupación de gremios empresariales]