En la segunda jornada de la Conferencia Mundial del Cobre, en el marco de la Semana Cesco, ejecutivos de la finlandesa Outotec, de la brasileña Paranapanema y de la china Enfi abordaron las tendencias tecnológicas en la producción de cobre, pensando en cómo aportar a una mayor productividad en la minería.

Tras señalar que «hay mucho que hacer en la productividad de la industria» y que este indicador ha bajado a un ritmo de 3,5% por año en la última década, Pertti Korhonen, CEO de Outotec, promovió un enfoque holístico para optimizar los procesos en una planta concentradora, para incrementar la recuperación de metales y disminuir el consumo de energía, por ejemplo. Enfoque que también debiera aplicarse, dijo, en la gestión del agua, para un uso inteligente del recurso hídrico, así como en el manejo de relaves, donde según el ejecutivo, puede significar importantes ahorros operacionales y reducción de los riesgos asociados.

Korhonen destacó las oportunidades de procesar cobre desde relaves, como lo hace la División El Teniente, de Codelco. Al respecto, informó que Outotec ha desarrollado nuevas soluciones de plantas modulares para procesar relaves o depósitos menores, por medio de equipos pequeños que se trasladan fácilmente.

Por su parte, Christophe Malik, presidente de Paranapanema, presentó el caso de su empresa, una refinería que, pese al escenario de baja para los metales, ha mantenido un buen comportamiento en los últimos años en términos de resultados. Esto, con un crecimiento que en 2015 se volcó al mercado exterior. Además, destacó que han sido capaces de aumentar la participación de cobre concentrado complejo desde 3% a 14%.

En tanto, Su Shaohui, CEO de Enfi, junto con subrayar el peso de China en el procesamiento de cobre a través de fundiciones, presentó la tecnología SKS, la cual según indicó, permite un proceso más breve y simple.