(El Mercurio) Su primera colocación soberana concretó ayer el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés. Se trata de la reapertura del bono soberano a 10 años, por 440 millones de euros (US$ 491 millones) y una nueva emisión a 15 años, por 950 millones de euros (US$ 1.060 millones).

El primero obtuvo una tasa de 1,47%, con un spread de 60 puntos base por sobre la tasa libre de riesgo en euros, la que, según destacó Hacienda, «es la más baja que haya obtenido Chile en su historia para las emisiones en euros». El nuevo bono tuvo una tasa de 2,02%, con un spread de 85 puntos base sobre la tasa de libre de riesgo.

Valdés calificó la colocación como «exitosa», ya que se aprovecharon las bajas tasas de interés vigentes en el mercado europeo y, al mismo tiempo, «se logró generar una nueva tasa de interés de referencia ( benchmark ) para las empresas chilenas que buscan financiamiento en los mercados internacionales, al seguir apoyando la construcción de una curva de tasas de interés en euros».

Los recursos obtenidos por el nuevo endeudamiento se destinarán a financiar el déficit fiscal previsto para el año y a renovar deuda que vence.

«Esto no es nueva plata disponible para nuevas iniciativas, es parte del programa habitual que cuando uno tiene un déficit fiscal tiene que financiarlo. Cuando tiene deuda y esa deuda vence, uno va tomando nuevas deudas para financiarlo», explicó el ministro.

Para 2015, Hacienda proyectó un déficit equivalente a 1,9% del PIB. Sin embargo, los analistas privados coinciden en que será mayor, en torno a 2,5% del PIB, por los menores ingresos en comparación con lo previsto y mayores gastos.

Respecto de que la colocación se hiciera en euros y no en dólares, el ministro dijo que esto permite mantener mejor el riesgo que toma Chile, al estar expuesto en distintas monedas.

El ex ministro de Hacienda, Alberto Arenas, tenía previsto realizar esta colocación el 7 de mayo pasado, en Nueva York. Sin embargo, no pudo concretarlo, ya que la Presidenta Michelle Bachelet anunció que había solicitado la renuncia a todo su gabinete.