(Pulso) “Lo vamos a desarrollar a plenitud de aquí al 31 de marzo”. Así lo señaló el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, a fines de febrero pasado al referirse al Plan de Fortalecimiento a la Inversión anunciado a principios de noviembre pasado para destrabar proyectos por US$ 6 mil millones. Y así se cumplió.

Pero el trabajo para destrabar inversiones no quedó ahí. Tras la entrega del informe, y de acuerdo a fuentes del ministerio, Patricio Tapia (quien también es asesor de la coordinación de Modernización del Estado) y Claudio Soto (también coordinador macroeconómico) han mantenido reuniones con la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) y la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) para el diseño de nuevas medidas para destrabar proyectos privados.

Tratativas también confirmadas por fuentes cercanas a la multigremial, y que conocen desde cerca este segundo proceso.

Tanto la multigremial, como el gremio industrial cumplieron un rol fundamental en el primer Plan, lo que quedó de manifiesto en que durante la ceremonia donde se anunciaron las primeras medidas, el ministro de Hacienda agradeció a los dos organismos “por los antecedentes que nos aportaron diligentemente para poder hacer este plan de acción”.

Hasta ahora el proceso de elaboración de las nuevas medidas está en su primera etapa, es decir, siendo confeccionadas por las partes involucradas. En las próximas semanas se realizarán nuevas citas en el Ministerio de Hacienda, con el fin de aunar los criterios, dicen las fuentes del proceso.

[Poco a poco, los inversionistas vuelven a apostar al alza de los commodities]

Esto es visto como una buena señal por el empresariado, en medio de la discusión de la reforma laboral y la incertidumbre que les ha generado dicho proyecto.

Este plan también contemplaría un nuevo listado de proyectos a destrabar, tal como se realizó en el primer proceso, aunque el monto de esas inversiones aún no está definido.

Como dato y según el barómetro de Inversión de PULSO, hay que considerar que los proyectos de inversión ingresados al Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) durante el primer trimestre de este año aumentaron 546%, respecto al mismo período de 2014. Así, entre enero y marzo se han presentado 261 iniciativas, con una inversión asociada de US$28.136 millones, muy por sobre las 135 registradas en igual lapso de 2014 por US$4.352 millones.

El nuevo plan para inversiones consideraría el mismo modelo del anterior, es decir: un listado de proyectos y medidas normativas y de gestión.

Mientras se avanza en este segundo plan, el comité de ministros económicos también hace otras gestiones. Si bien se eliminaron las medidas referentes a modificaciones del Código Minero, la instancia liderada por el ministro Luis Felipe Céspedes (Economía), encargó la realización de un estudio respecto a los cambios que hacer a este código sin generar interrupciones a obras nuevas. Además, se busca identificar los cruces con el Código Civil. Este estudio estaría listo en los próximos días, lo que sería un insumo para las nuevas medidas para acelerar las inversiones privadas.

Primer informe

El 30 de marzo pasado, desde Hacienda se emitió el informe final a Presidencia, dando cuenta del cumplimiento de las metas impuestas en el plan. El documento fue elaborado por los secretarios ejecutivos del comité pro inversión (compuesto por 14 ministerios), Patricio Tapia, y del comité de ministros económicos (compuesto por 9 ministerios), Claudio Soto.

Según señalan fuentes del proceso, el informe entregado da cuenta de las trabas administrativas que tenían los proyectos de inversión priorizados en el plan por US$6.000 millones y que fueron despejadas para su rápida puesta en marcha.

Sin embargo, aclaran que esto no significa que estos proyectos – que serían dados a conocer en mayo por el Ministerio de Hacienda – ya se estén implementando, porque si bien se retiraron los “lomos de toro administrativos”, en el camino algunas de estas inversiones se encontraron con otras trabas no administrativas o con reducción de costos que han obligado a retrasar su operación.

El informe también dio cuenta de las 27 medidas de gestión y normativas para acelerar las inversiones que terminaron en 25, porque se retiraron las modificaciones al Código Minero luego de escuchar a los gremios del empresariado. La decisión la tomó el comité de ministros económicos.

Pero en definitiva, señalan desde Hacienda, se cumplieron las 25 medidas restantes en su totalidad.