Para su fábrica en Yamanashi, Japón, Endress+Hauser inauguró un nuevo banco de pruebas subterráneo para calibraciones de alta precisión de equipos relacionados con medición de estanques (‘tank gauging’).

El nuevo banco de pruebas, de una inversión de 2,7 millones de euros, fue construido de acuerdo a las normas internacionales y ya ha recibido la certificación de las organizaciones internacionales de NMI (National Measurement Institute) y PTB (Physikalisch-Technische Bundesanstalt). En el futuro, el sensor de nivel Proservo NMS5 será calibrado en esta planta y el nuevo Proservo NMS8 ya puede ser probado en el banco de pruebas durante su desarrollo.

«Esta inversión muestra un fuerte compromiso de Endress+Hauser en el negocio de medición de estanques y también pone de relieve la confianza del Grupo en los 81 socios de la localidad de Yamanashi,» enfatizó el director gerente, Andreas Mayr.

Yujiro Saito, director general del centro de ventas japonés, hizo hincapié en el beneficio para el cliente: «En la industria de gas y petróleo, la exactitud y la confiabilidad son factores decisivos. El nuevo banco de pruebas es un paso adelante para nosotros porque podemos satisfacer las necesidades de nuestros clientes aún más rápido y por lo tanto distinguirnos claramente de otros proveedores».