(La Tercera) El fenómeno del Niño y las mayores lluvias, sumado a la puesta en marcha de Central Angostura de Colbún (316 MW) y el ingreso de la planta Amanecer Solar de CAP (100 MW), generaron buenas noticias para las empresas que se alimentan de energía mediante el Sistema Interconectado Central (SIC).

Según datos del CDEC-SIC -organismo que coordina la operación de las eléctricas- el costo marginal -que es lo que se transa en el día y refleja lo que pagan las empresas a las generadoras- registró un promedio de US$ 169,4 por MWh en junio, nivel 30%, o US$ 73 menor, que los US$ 242,7 por MWh que se registraron en igual mes de 2013.

El nivel en junio del año pasado fue el más alto para ese mes desde 2007, cuando el costo marginal promedio marcó US$ 251,6 por MWh en el mes.

La gerenta general de la consultora Energética, María Isabel González, explicó que la caída en el costo marginal durante junio, respecto a igual mes del año anterior, respondió básicamente a la mayor disponibilidad de agua. Opinión que compartió Francisco Aguirre, de Electroconsultores, quien señaló que “la principal explicación para esta baja (en los costos marginales) tiene que ver con el agua, que es más barata para la generación”.

Lo anterior se ve reflejado en el aporte en generación que registró la hidroelectricidad. Durante junio de 2013 esta aportó el 31% de la generación. Mientras que en igual mes de este año, dicho dígito subió a 38%. La energía térmica, en tanto, contribuyó con el 59,4% de la oferta en junio de este año, mientras que la eólica y solar lo hicieron en 1,78% y 0,53%, respectivamente.

Frente al mayor peso que ha alcanzado la hidroelectricidad por el aumento de las lluvias, González señaló que aún es muy temprano para hacer proyecciones y decir que es el fin de cuatro años secos; sin embargo, reconoció que ya hay “señales claras” de que la situación de sequía puede cambiar.

El factor Bocamina

Según Aguirre, si la central Bocamina I hubiera estado operando con normalidad, los costos marginales podrían haber sido más bajos.

“Las plantas hidroeléctricas como Angostura tienen un costo variable cero, por lo tanto son máquinas más eficientes. Después vienen las carboneras, cuyos costos de producción, como es el caso de Bocamina, son cercanos a los US$ 40/MWh. O sea, si tuviéramos muchas plantas carboneras, el costo marginal estaría en 40/MWh, pero como no son suficientes y como Bocamina no está, tienen que entrar unidades más caras”, indicó.

Agregó que a las generadoras en base a carbón le siguen las de GNL, donde los costos rondan entre los US$ 80 MWh a US$ 150 MWh (según ciclo). Al GNL le siguen generadoras menos eficientes, con costos por alrededor de US$ 200/MWh.

Con todo, Aguirre señaló que es bastante probable que en los próximos dos meses sigan evidenciándose menores costos marginales, pero señaló que es algo normal en época de invierno.