Gas metano, uno de los principales elementos que contribuyen a la destrucción de la capa de ozono, será extraído desde el ex vertedero de Lepanto, en un proyecto conjunto entre Chile y Japón.

Este gas será extraído a través de un centenar de chimeneas enterradas a una profundidad de 35 metros, que serán instaladas en las 28 hectáreas del ex vertedero. Luego de su extracción, el gas será sometido a un lavado y eliminará el PM 10 (principal componente del esmog) y rescatará el carbono, el cual se transa en los mercados internacionales para disminuir la emisión de gases que contribuyen a la destrucción de la capa de ozono.

El proyecto se desarrollará por el consorcio chileno japonés constituido por Aconcagua S.A., propietaria de Lepanto, y Mitsui Co., a un plazo de 12 años.

El convenio entre ambas empresas se firmará hoy, junto a ProChile.

El vertedero de Lepanto se encuentra cerrado desde el 2003 y fue el principal receptor de los desechos de la zona sur de la Región Metropolitana.

Su plan de cierre, aún vigente, contempla la extracción de gas y la conversión del lugar en un área verde.

Fuente/La Tercera