Sepa por qué los peruanos buscan trabajar en la minería

Nov 12, 2013

Las mineras arrasan en el top de las empresas donde los ciudadanos de ese país desean trabajar.

(AméricaEconomía) Un hecho que destaca en los resultados del estudio DQT es que cinco de las diez empresas top donde los peruanos quisieran trabajar pertenecen al sector minero. Es más, la organización que lidera el Top 10 es Antamina.

Las otras mineras integrantes del ranking son Yanacocha, Barrick Misquichilca, Southern Peru Copper Corporation y Buenaventura.

Se trata de compañías con varias características comunes, entre ellas sus grandes dimensiones, sus compromisos en inversiones millonarias y su solidez financiera. Bastará con recordar que en el 2012 las ventas de las cinco empresas mencionadas sumaron US$12.048,8 millones, esto es, el 26,4% de las exportaciones peruanas registradas el año pasado.

Estas empresas son copartícipes de un boom que ha implicado una demanda de personal altamente calificado, tanto en el campo profesional como en el técnico y el operativo, la que supera la oferta y origina un cuello de botella en materia de recursos humanos. Una de las consecuencias de este fenómeno es el incremento en los haberes de las personas que laboran en el sector. A esto se suman interesantes montos percibidos por concepto de distribución de utilidades, que pueden llegar al equivalente de 18 remuneraciones por año.

Según un estudio de Comerstone Lima, el ingreso anual promedio de un gerente minero en el Perú llega a S/. 319.200 (US$113.360) sin contar bonos, utilidades ni beneficios. Los ejecutivos que desarrollan proyectos pueden percibir hasta S/. 30.000 mensuales (US$10.463) mientras en el área de operaciones en mina las compañías ofrecen hasta S/. 24.000 (US$8.371) por mes.

Podríamos decir que las expectativas salariales constituyen el aspecto que más atrae a los peruanos que desearían trabajar en una compañía minera. Al respecto el presidente de Southern Peru Copper Corporation (SPCC), Oscar González Rocha, señala que el hecho de pagar remuneraciones muy por encima del promedio del mercado hace particularmente atractivas a las compañías mineras, pero no es el único factor.

El dinero no lo es todo, dice González Rocha, quien cuenta que en SPCC les preocupa la movilidad laboral expresada en personal que decide irse a trabajar a otras empresas por distintas razones. La principal de ellas –refiere– está en los problemas de separación familiar originados por la lejanía de sus campamentos y la permanencia de la esposa y los hijos en ciudades o incluso el traslado de estos últimos a Lima. “Esto hace que el trabajador busque opciones laborales que le permitan estar cerca de su familia”.

Agrega que las empresas mineras siempre buscan brindar a sus colaboradores un trato cada vez mejor que compense el hecho de que se encuentren lejos de sus seres queridos.

Silvio Brigneti, vicepresidente de recursos humanos y seguridad de Antamina, añade que las grandes empresas mineras han realizado esfuerzos para demostrar y comunicar que desarrollan prácticas laborales de primer nivel y una constante preocupación por su personal y su desarrollo profesional.

“Los hechos vienen demostrando la importancia de la minería para el futuro de nuestro país y el desarrollo de las comunidades vecinas; también que somos un sector que invierte en tecnología de punta para operar con eficiencia y elevados estándares ambientales como una forma de compromiso social. Si a estos elementos le añadimos el llamado boom de los precios de los metales y la percepción de que las empresas mineras ofrecen buenos beneficios económicos, se puede entender esa admiración y deseo de los peruanos por ser parte de la minería peruana”, señala el alto ejecutivo.

Por su parte, Roque Benavides Ganoza, gerente general de Compañía de Minas Buenaventura, recibe con agrado que en el ranking DQT aparezcan la compañía que fundó su padre y también Yanacocha, donde Buenaventura tiene como socio a Newmont.

“Pese a las críticas que se reciben, también es cierto que la gente tiene muchas expectativas de trabajar en estas empresas. Es evidente que las expectativas salariales son mayores en las empresas mineras, lo cual se complementa con un ambiente de trabajo que normalmente es muy grato”, refiere el empresario.

Benavides dice que el hecho de que aparezcan Buenaventura y Yanacocha en el Top 10 del DQT significa que la gente tiene una percepción distinta de lo que muchas veces sale en los medios de comunicación. “El tema es clarísimo: las noticias altisonantes normalmente son las noticias. Y las buenas noticias son soslayadas”, remarca.

Con una perspectiva a futuro, el vicepresidente de recursos humanos de Yanacocha, Daniel Arrieta Urday, comenta que la fuerte presencia de las mineras en el Top 10 de las empresas donde los peruanos quieren trabajar representa la expectativa que tiene la gente en que la minería continúe siendo uno de los motores principales de desarrollo del país.

“Es un buen mensaje, y pone en nosotros, las compañías mineras, la responsabilidad de asegurar que sigamos trayendo al sector minero el mejor talento profesional de manera inclusiva con el objetivo de promover el desarrollo de las poblaciones existente en las zonas de influencia donde operamos, ya sean comunidades rurales o urbanas”, señala el ejecutivo.

Las grandes compañías mineras contratan directamente a miles de trabajadores y ejecutivos, e indirectamente a otras decenas de miles de personas que trabajan para las empresas proveedoras de bienes y servicios, además de las contratistas. Y todos esos beneficiarios de la actividad minera son los mejores propagandistas de esas empresas, las que a través de sus colaboradores y proveedores refuerzan su reputación en materia laboral.

Fuente / AméricaEconomía

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados
Suscríbase al Newslette Minería Chilena