Proyecto de ley condiciona turnos 7×7 a la residencia en la región de Antofagasta

Jul 31, 2017

Modificación al Código del Trabajo ingresada por la diputada Paulina Núñez establece requisito adicional para autorizar la jornada excepcional.

(Mercurio de Antofagasta) Con el objetivo de frenar el fenómeno de la conmutación laboral la diputada por al Cuarto Distrito, Paulina Núñez (RN), presentó un proyecto de ley que modifica el Código del Trabajo estableciendo un nuevo requisito para autorizar la jornada excepcional.

De acuerdo a lo explicado por la parlamentaria -quien recibió asesoría de profesionales del Instituto Libertad para la concreción del proyecto-, la iniciativa legal fue presentada el jueves 20 de este mes -justo antes que comenzara la semana distrital de la Cámara- por lo que sólo ingresó con su firma.

Sin embargo, adelantó que «este es un tema que afecta a varias regiones del norte del país y que hemos conversado con anterioridad con varios parlamentarios representantes de estas zonas -de todos los sectores políticos-, por lo que a partir del lunes voy a invitarlos a que se sumen a esta iniciativa», dijo.

En su presentación, el texto legal ingresado al Congreso argumenta que si bien «el trabajo conmutado aparece como económicamente eficiente, sólo se revela como tal desde el punto de vista de la empresa, que puede realizar sus operaciones manteniendo un solo gran punto de control corporativo, disminuyendo, en consecuencia, los costos asociados. Sin embargo, las jornadas especiales no son eficientes con su entorno, desde el punto de vista urbano, comunal-económico y familiar».

Por esa -y otras razones expuestas en el texto- la parlamentaria asegura se hace necesario «establecer un equilibrio» entre el interés de las empresas y el de las comunidades donde se desarrollan estas labores.

Requisito

En concreto, el proyecto de ley propone modificar el Artículo 38 del Código del Trabajo estableciendo un nuevo requisito para que las respectivas Direcciones del Trabajo regionales autoricen una jornada excepcional.

Este requisito adicional será que el trabajador acredite ante la autoridad laboral que tiene su residencia en la región donde realice su trabajo, y si está casado o convive civilmente, que tanto él como su cónyuge o conviviente civil tienen esa residencia.

«Es una realidad respaldada por estudios serios que estas jornadas no nos dejan nada en la región, lamentablemente no hay una retribución del trabajo que nuestra región le está entregando a todas esas personas y familias. Lo que queremos es invitarlos a que vivan en nuestra región, porque además de ser un aporte económico, eso también implicará un mejor cuidado de nuestras ciudades, cuando uno vive en un lugar se preocupa de cuidarlo», aseguró Núñez.

Impacto

De acuerdo al último informe del Observatorio Laboral de Antofagasta, es la industria minera donde se presenta con mayor fuerza el fenómeno de la conmutación en la zona, alcanzando un 45,6% sobre el total del empleo sectorial.

Le siguen Construcción (23,7%), Industria manofacturera (10,7%) y Transporte, comunicaciones e información (10,3%).

Sobre su impacto, se estima que anualmente se fugan por concepto de sueldos de los trabajadores que vienen a laborar pero no viven en la región el equivalente a seis veces el presupuesto del Fondo Nacional de Desarrollo Regional.

Adicionalmente, un reciente estudio denominado «Pérdida de recolección de impuestos territoriales producto de la conmutación interregional», elaborado por Dusan Paredes, académico de la Facultad de Economía y Administración de la Universidad Católica del Norte (UCN), calculó entre $900 y $2.000 millones anuales el aporte que deja de percibir el municipio de Antofagasta por ese concepto.

Para intentar mitigar ese impacto se han planteado una serie de iniciativas que van desde terminar con los turnos 7×7 hasta implementar un impuesto con cargo a las empresas o los trabajadores.

Oferta

Al respecto, al presidente ejecutivo de Antofagasta plc, Iván Arriagada, aseguró que esto no puede resolverse «por decreto».

«La decisión de donde vive alguien es muy personal, obedece además a factores que cambian y que son individuales. Tiene que ver con la educación, la salud. Entonces creo que una ley no es la solución», dijo.

Advirtió que Antofagasta debe propender hacia un desarrollo urbano que sea más equilibrado. «En la medida que tienes una oferta de salud, educación, deporte, eso debería ir atrayendo más gente».

Agustín Latorre , vocero de la Federación Minera de Chile señaló que ninguna de las propuestas planteadas para enfrentar la conmutación ataca los problemas de fondo.

«Primero, el excesivo centralismo no nos permite tener una política regional de desarrollo, por lo que las empresas mineras se llevan la riqueza al extranjero sin dejar nada en la zona. Es urgente contar con planes verdaderos de desarrollo regional, más aún en una región como Antofagasta, donde se concentra el 50% de la industria minera que es el sustento de la economía y desarrollo nacional», dijo.

Asimismo, sostuvo que «la falta de una carta de navegación propia en la región provoca -por ejemplo- que no exista una política habitacional acorde a la realidad de Antofagasta, como así también enfrentamos un altísimo costo de la vida a los cual se suma el casi nulo acceso a la cultura y alternativas de deporte y recreación, entre otras sensibles problemáticas», cerró el dirigente.

Ante la opción que este proyecto se convierta en ley, Núñez advirtió que representará un desafío tanto para las autoridades regionales, comunales y para los habitantes de la zona. «Es fundamental ofrecer mejoras importantes en infraestructura, servicios, salud y educación, y también en la forma como los antofagastinos acogemos e integramos a la gente que llega», concluyó.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

    Suscríbase al Newsletter Minería Chilena

    * indicates required