Hijos de Guillermo Luksic reestructuran sus negocios

Mar 30, 2015

Los herederos del segundo de los cinco hijos de Andrónico Luksic Abaroa rearmaron sus negocios y buscan ampliar sus inversiones en el agro. Tras crear un directorio para Río Claro, ya aprobaron el plan maestro a 2018 de Viña Tabalí.

(Pulso) Una amplia reestructuración de los negocios que lideró Guillermo Luksic Craig llevaron adelante sus hijos Nicolás y Antonia Luksic Puga. En la operación también participaron las hijas del segundo matrimonio que el fallecido empresario contrajo con Virginia Prieto: Isidora, Mara y Elisa Luksic Prieto.

Antes de su muerte, el 27 de marzo de 2013, dejó un testamento escrito por su puño y letra, en el que traspasaba la totalidad de su fortuna a sus cinco hijos.

No hay cálculos oficiales de a cuánto alcanzaría la fortuna que dejó Guillermo. Sí del grupo Luksic: Iris Fontbona, viuda del empresario Andrónico Luksic Abaroa, lidera junto a sus hijos Andrónico y Jean Paul uno de los mayores grupos económicos del país, con un patrimonio que supera los US$21 mil millones, según el ranking de la revista Forbes.

En diciembre de 2013, los herederos del empresario Guillermo Luksic concretaron el pago del impuesto a la herencia de los bienes que éste dejó y que fue aprobado por el Servicio de Impuestos Internos (SII): unos US$5 millones.

A la cabeza de los negocios del family office que dejó Guillermo quedó el mayor de sus hijos, Nicolás, quien junto a sus hermanas acordó la creación de un directorio para reordenar el holding Inmobiliaria e Inversiones Río Claro.

Así, el directorio de Río Claro es presidido por Nicolás Luksic Puga y secundado por su hermana Antonia. A ellos se suman Gonzalo Menéndez, Enrique Cibié, Alessandro Bizzarri y Manuel José Noguera. Este último es el albacea de las tres hijas menores de edad del segundo matrimonio de Guillermo Luksic Craig.

Más abajo en el organigrama se desprenden las filiales: Río Negro, que a su vez es matriz de Agrícola Río Negro y Viña Tabalí. Mientras que Rotores Limitada, es la compañía que se dedica al arriendo de helicópteros y aviones para el transporte de ejecutivos. Después está el área de inversiones Inmobiliarias.

Las actividades de Río Claro siguen a toda marcha y recientemente aprobó el plan maestro de crecimiento al 2018 de uno de los negocios que más apasionó a Guillermo Luksic: la Viña Tabalí.

“Ellos consolidan la información de todas las empresas y ahí ven sus estados de resultado y caja. También otras inversiones. El directorio de Río Claro no existía. Y la única empresa que tenía un directorio era justamente la viña”, cuenta una alta fuente ligada a la familia Luksic.

La misma fuente añade que esta reestructuración surge con el fin de coordinar de manera ecuánime los negocios de esta rama del clan Luksic. “Ahora es una asociación de cinco hijos y antes era sólo un dueño. Para evitar roces y peleas es mejor que se maneje todo esto con directorios”, explica un alto ejecutivo del grupo.

Previa a la reestructuración, Guillermo Luksic Craig mantenía el control total de sus inversiones personales, y velaba por el avance de cada una de ellas a través de sus respectivos gerentes con quienes se reunía de manera regular.

Otro de los cambios que han hecho los hijos del empresario junto a sus asesores fue la creación de un directorio para llevar adelante las inversiones en el área del agro. Hoy, el directorio de Río Negro está conformado por un antiguo colaborador del empresario, Fernando de Solminihac, además de Enrique Cibié y Gloria Vergara, gerente de finanzas del family office.

De igual forma, dicho grupo de ejecutivos es presidido por Nicolás Luksic Puga, hijo mayor de Guillermo Luksic.

A través de Agrícola y Ganadera Río Negro, el clan Luksic cuenta con inversiones en la producción de aceite de oliva. A principios de 2010, a través de esta sociedad la familia destinó parte de las 3.000 hectáreas que posee en la Región de Coquimbo a esa actividad.

El nuevo líder

Nicolás Luksic Puga con 35 años de edad forma parte de la tercera generación del clan croata y viene a liderar los negocios que dejó su padre.

Este ingeniero comercial de la Universidad Finis Terrae es presidente de la viña Tabalí y participa en varios directorios del grupo: Minera Michilla, Banchile AGF, Enex (Shell, Terpel), y Compañía Pisquera de Chile, además de ser suplente en CCU y Antofagasta Minerals. Pero el gran salto tras la muerte de Guillermo fue entrar a la matriz del grupo, Quiñenco.

Sin embargo, su ingreso al mundo de los negocios de la familia fue desde muy temprano. De hecho entró como analista financiero del holding.

Tras pasar unos meses en Francia en 2009 creó junto a unos amigos Ionix, iniciativa desarrollada en Chile ligada al ámbito de la tecnología. Ha sumado servicios de seguridad en internet y de información en tiempo real.

De igual forma, otro de los proyectos que forma parte de su agenda es Broota, primera plataforma online de crowfunding de Latinoamérica que financia proyectos de innovación de todo tipo, y del cual se convirtió en director este año.

Pero lo que más atrae a este ejecutivo es el marketing. Por lo mismo su intervención en la campaña de modernización de Pisco Mistral fue fundamental.

De bajo perfil, sus pasatiempos están ligados al polo, buceo y el esquí, cuentan cercanos.

Para ver noticias de importantes negocios del Grupo Luksic, clic aquí.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Suscríbase al Newslette Minería Chilena