Chuquicamata conmemora sus 109 años de existencia

May 20, 2024

Actividades tradicionales y otras nuevas marcaron un nuevo aniversario del campamento, donde grandes y pequeños fueron parte de esta fiesta que llena de vida al mineral.

Desde Codelco resaltaron que volver a Chuquicamata siempre es motivo de emoción, nostalgia, alegría y orgullo por ser parte de una gran familia minera que año a año se reúne para conmemorar un nuevo aniversario. En sus 109 años, las actividades estuvieron marcadas por la participación de niñas y niños que gracias a su talento, van conociendo la historia del campamento y siendo parte de esta tradicional fiesta.

Así lo demostraron integrantes del Club de Patinaje Artístico y Deportivo “Sol y Cobre”, el primero en Chile de carácter inclusivo y neurodivergente, cuyas niñas y niños demostraron sus habilidades en la pista del teatro Variedades. Su presidente y fundador de la escuela, Alexie Chamblas, agradeció a Codelco, que “nos invitó a ser parte de este aniversario y ser en cierta forma custodios de este lugar. Como Sol y Cobre esperamos seguir proyectándonos acá para honrar la historia de Chuquicamata”.

Durante la conmemoración del aniversario 109, otra actividad novedosa fue la obra de teatro presentada en el cementerio de Chuquicamata, a cargo de la compañía de Teatro Patrimonial, donde se representaron las historias de personajes locales como también hechos tan trágicos como el polvorazo de 1965. Walter Saavedra, ex trabajador de Codelco, destacó la instancia, recalcando que “el discurso de la tronadura me hizo recordar cuando trabajaba en la mina y la tengo en el alma. Eso me impactó mucho, porque tenía 13 años cuando pasó el accidente”.

Respecto al aniversario, el director de Comunicaciones y Asuntos Públicos de las operaciones norte de Codelco, Cristian Varas, afirmó que “es preciso agradecer y felicitar a las agrupaciones que están activas y presentes en el desafíos de mantener las tradiciones. Seguiremos trabajando unidos para poner en valor Chuquicamata a través de las diversas actividades que realizamos durante todo el año. Desarrollar estos programas requiere de gran esfuerzo por parte de muchas personas, pero tenemos la convicción que las distintas fiestas y tradiciones se mantendrán en el tiempo”.

Tradiciones y memoria

En las tradicionales actividades, como la misa en la parroquia Salvador, el paseo por el tren minero, la romería y las exposiciones en los edificios emblemáticos, chuquicamatinoas/as de nacimiento y otros por adopción, recorrían cada rincón para recordar sus vivencias y para mostrar a las nuevas generaciones cómo vivían y trabajaban en el mineral.

Al respecto, América Campos relató que “llegué a trabajar a la fundición, luego en refinería y en la mina. Viví y me casé aquí, mi marido también trabajaba en la mina y mis hijos nacieron y se criaron acá, en sí éramos parte de la comunidad. Chuquicamata es una familia y siempre vengo, porque es un orgullo”.

Por su parte, Jorge Campusano, nacido en el mineral e hijo del atleta Luis Campusano, quien representó a Chuquicamata en diversas competencias nacionales e internacionales, comentó que “con mis hermanos y hermanas no veníamos hace 12 años, así que es emocionante para nosotros. Es bonito y ojalá no se pierda para que quede como patrimonio”.

Las actividades culminaron con el desfile cívico militar y la presentación de las bandas “Chilex” y Millenium”, quienes llenaron de alegría y baile la plaza.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena