Con condena a los casos de colusión, Moreno oficializa candidatura a la CPC

En los próximos días, el ex canciller seguirá con una ronda de reuniones que incluye encuentros con la Sofofa, la SNA y el actual presidente del máximo gremio empresarial, Alberto Salas.

(El Mercurio) Ya con el apoyo de las seis ramas empresariales sobre la mesa, el ex canciller Alfredo Moreno habló ayer por primera vez e hizo oficial su postulación a la presidencia de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC).

En su oficina en El Golf 40, Moreno recibió a los presidentes de la Cámara Chilena de la Construcción, Sergio Torretti, y de la Asociación de Bancos, Segismundo Schulin-Zeuthen, quienes le entregaron el respaldo y apoyo de sus gremios y, a la vez, ya le plantearon algunas preocupaciones sectoriales.

Moreno aprovechó la ocasión para hacer su primer pronunciamiento, condenando los casos de colusión, aunque aclaró que sus opiniones eran a título personal, ya que a la fecha “no representa a nadie” y el cargo lo asumirá recién el 30 de marzo, cuando se realicen las elecciones del máximo gremio empresarial.

“La colusión atenta contra las bases mismas del libre mercado y las empresas. Para ser útiles para los consumidores y ser durables en el tiempo, las empresas tienen que tener una justificación social y esa es la libre competencia”, afirmó Moreno, en referencia a la colusión en el mercado de los pañales y que nuevamente involucra a CMPC.

Si bien dijo que las sanciones tienen que venir de instituciones como la justicia, la fiscalía y los tribunales, sostuvo que los códigos de ética de los gremios empresariales tienen que ser utilizados. “Lo que tienen (los gremios) son códigos de ética y esos son los que han funcionado, tienen que funcionar y van a funcionar, esas son las sanciones que los gremios pueden aplicar (…) soy particularmente favorable a que las apliquen, que existan y que operen”, señaló.

Consultado sobre el desprestigio empresarial, planteó que actualmente ello no se acota solo al ámbito de las empresas, sino que es algo transversal que afecta a varias instituciones, como el Gobierno, la política y la Iglesia.

Moreno indicó que su principal motivación para llegar a presidir a la CPC es que es un trabajo “en beneficio del país” y que solo aceptó el desafío porque tuvo el apoyo unánime de las ramas.

}A la ronda de reuniones que inició ayer, se sumará otra mañana con el Comité Ejecutivo de la Sofofa y otra con la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) la próxima semana. También, a la brevedad, Moreno se reunirá con el presidente actual de la CPC, Alberto Salas.

“Hemos concordado en que la idea aquí es unir fuerzas y yo simplemente seré un representante de ellos para expresar ese deseo de ser un activo colaborador en la unidad de los chilenos en el progreso del país”, agregó.

 

Comentarios

Conectate con