x

El rol de Citigroup en las transacciones con las que Pampa Calichera elevó sus utilidades

Según la SVS, producto de varias transacciones entre 2009 y 2010, hechas por Banchile Inversiones, la entidad financiera sirvió como contraparte para que la matriz de SQM subiera hasta en un 70% sus utilidades.

(Pulso) Mucho se ha hablado del “esquema estructurado” que detectó la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) en el Caso Cascada. Una operatoria en la cual, a través de distintas transacciones bursátiles -principalmente remates- se habría perjudicado el interés social de las matrices de SQM y habrían beneficiado a las sociedades personales de las cuatro personas que hasta la fecha han sido objeto de formulaciones de cargo, entre ellas Julio Ponce, controlador de este grupo de empresas.

Sin embargo, en su proceso investigativo, el regulador también ha cuestionado transacciones que hasta ahora han estado en un segundo plano y que habrían ido en beneficio de las utilidades de la cascada, particularmente de Calichera. Operaciones que ponen a Citigroup en el centro de la mesa.

Es que Citigroup Global Markets, entidad dependiente directamente de Citigroup USA y sin relación con Banco de Chile, según explicaron desde el banco local, sirvió como contraparte para una serie de operaciones que le significaron una utilidad de $503 millones, y que explicaron gran parte de las ganancias de Calichera, a costa de una importante pérdida financiera.

Operaciones

La SVS detectó varias operaciones entre fines de 2009 y principios de 2010. En su investigación, el regulador concluyó que distintas transacciones entre el 18 y el 29 de diciembre de 2009 le reportaron a Calichera el 39% de las utilidades por venta de acciones de ese año; mientras que Inversiones del Parque (sociedad relacionada a Roberto Guzmán Lyon), Citigroup y Banchile Inversiones, que sirvió siempre como intermediaria, ganaron $256 millones, $252 millones y $121 millones, respectivamente.

Entre el 22 y el 30 de marzo de 2010, Calichera compró 1,9 millones de acciones SQM-B, vendiendo en el mismo período igual número de acciones. Este movimiento explicó 70% de sus utilidades en el primer trimestre de 2010 y le generó un beneficio a Citigroup y Banchile de $151 millones y $114 millones.

Luego, el 22 de abril, Calichera compró a Citigroup 1.100.000 acciones de SQM, en su mayoría a Citigroup, a un precio promedio ponderado de $19.062 para vender seis días después 1 millón de estos papeles a un valor promedio y ponderado de $18.939 cada uno. Esta venta fue en su totalidad a Banchile, la cual tras adquirir estas acciones vendió 999.828 títulos a Citigroup a un precio promedio ponderado de $18.969.

Esta última transacción le significó a Citigroup y Banchile ganancias por $100 millones y $29 millones, respectivamente. Con todas estas operaciones, Banchile ganó $264 millones. Mientras que Calichera -si bien tuvo un alza en las utilidades contables- sufrió pérdidas financieras $1.035 millones.

El análisis. El análisis que hizo la SVS al respecto fue, entre otros, que “la mecánica de estas operaciones, la reiteración de sus paticipantes, la concordancia entre el horario del ingreso de las órdenes, la realización de estas operaciones principalmente a través de operaciones OD y el resultado para sus participantes, son elementos indiciarios que darían cuenta que esas operaciones buscaron generar utilidades contables para Calichera, en base a los que repartió dividendos en 2010 y no así transferir la propiedad de dichas acciones”.

En otro de sus análisis se reiteró que las operaciones se hicieron para generar utilidades y “no con el ánimo de adquirir la propiedad de aquellas acciones”.

Al ser consultados, no hubo respuestas de Banchile Inversiones y Citi Global Markets sobre el caso. Sin embargo, un conocedor de estas operaciones afirmó que pudieron haber sido arbitrajes, pues SQM-B es de los papeles que más se arbitra.

Fuente / Pulso

Comentarios

Conectate con