(Pulso) Fructíferas terminaron siendo las reuniones que las pymes tuvieron con la oposición, oficialismo y con el gobierno, respecto a sus demandas en el proyecto de Modernización Tributaria.

Esto luego de que el Presidente, Sebastián Piñera, en conjunto con los ministros de Economía, José Ramón Valente y de Hacienda, Felipe Larraín, se comprometieran a formar una mesa de trabajo con las pymes una vez votada la idea de legislar.

Con esto se busca destrabar las inquietudes que el gremio ha manifestado respecto a algunos de los puntos que incluye el proyecto, como son la eliminación de obligar a que se lleve la contabilidad, -para pasar a permitir el uso de contabilidad simplificada-, y el punto relacionado al tope de ventas para acceder a la Cláusula Pyme, subiendo de UF 50.000 a UF 75.000.

Ante esto, el titular de Hacienda explicó que “tendremos buena disposición para conversar y analizar los temas que ellos hayan planteado, pero para eso es necesario que tengamos un proyecto sobre el cual debatir”, haciendo énfasis en la importancia que se apruebe la idea de legislar la próxima semana, al considerar que “es central para poder mejorar la situación de las pymes, las condiciones para un crecimiento sostenible, pero también para hacer la cancha más pareja”, según sostuvo.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Emprendedores de Chile, Alejandra Mustakis, comentó que “fueron acogidas todas nuestras preocupaciones y los puntos específicos en los que queremos trabajar, así que estamos con ese compromiso de armar una mesa de trabajo”, agregando que uno de los puntos a trabajar “es que la cláusula Pyme se amplíe para ayudar al 97% de empresas”, con lo que confirmó su apoyo a la idea de legislar.

Propuestas de Chile Vamos

Luego del compromiso que asumió el gobierno con las pymes, diputados de Chile Vamos se reunieron con el Ministro Larraín para entregarle una serie de propuestas que debieran ser incluidas en el proyecto.

Dentro de ellas, junto con apoyar las demandas de las pymes, se propone una eliminación para los adultos mayores con ingresos de hasta 25 UF mensuales. En el caso de la clase media, la rebaja sería para quienes tengan una sola vivienda y que sean de sectores vulnerables.