(El Mercurio) Un fondo de desarrollo familiar que en total suma unos $6 mil millones evalúa repartir Minera Los Pelambres, del grupo Luksic, a quienes acojan la propuesta de acuerdo en la localidad de Caimanes, ubicado en la IV Región. Esto, además de US$ 10 millones que se destinarán a obras de infraestructura para mejorar la calidad de vida, informó Juan Aracena, presidente de la junta de vecinos número 4, demandante en los juicios que tiene la comunidad en contra de la minera, y hoy también parte del proceso de acuerdo que lleva a cabo la empresa desde agosto.

El objetivo, dicen en la compañía, es que ese monto se ocupe para salud, educación, y emprendimiento, entre otros. Sin embargo, aquellos que todavía se oponen a Los Pelambres, reunidos en el Comité de Defensa de Caimanes -liderado por Cristián Flores-, dicen que la empresa estaría incurriendo en el mismo error que en 2008. Ese año la Corte Suprema llamó a un avenimiento que terminó con la compra por parte de la minera por US$ 23 millones del fundo de Víctor Ugarte, uno de los principales opositores del proyecto en ese tiempo. La repartición de esas platas provocó una fuerte división en el pueblo.

Francisco Veloso, presidente del directorio de Los Pelambres, ya ha reconocido que «fue un error haber resuelto el conflicto en un acuerdo transaccional».

El conflicto lleva cerca de 15 años, pero escaló luego que en marzo la Justicia declaró insuficiente el plan de ejecución de obras presentado por la minera para permitir el libre escurrimiento de las aguas del estero Pupío, y con ello ordenó demoler el tranque de relaves El Mauro. Luego, en agosto, la compañía decidió formar una mesa de diálogo para llegar a un acuerdo y poner término al problema.

La propuesta de la minera consta de cinco puntos, que tratan desde soluciones de agua, seguridad, fondo de desarrollo comunitario y familiar, y medidas para la eventual ampliación del tranque. Diego Hernández, presidente de la matriz Antofagasta Plc, dijo que «naturalmente, para que esto tenga un significado hay que ponerse de acuerdo en los juicios y terminarlos. Aunque no es ese el único objetivo, sino tener una relación de largo plazo».

No obstante, la oposición se niega a levantar los juicios. «Pelambres está tratando de negociar para eludir la orden de la Justicia», enfatiza el abogado Eduardo Vílchez.

Vuelco: Ex abogados opositores se suman a acuerdo

Ramón Ossa, su señora Sandra Dagnino y Roberto Arroyo fueron por más de ocho años los abogados del Comité de Defensa de Caimanes. Pero optaron por sumarse al diálogo convocado por la minera en un vuelco que quienes aún pertenecen a ese grupo califican de «inesperado».
Actualmente, están siendo representados por Eduardo Vílchez en lo civil, Nicolás Pavez en lo penal y Raúl Castillo en lo medioambiental. Vílchez anteriormente trabajaba con Ossa, y recientemente este último presentó una querella en su contra.

Consultado Diego Hernández por este vuelco de los abogados, comentó que se logró «conversando». Y agregó: «Todo cuesta plata, pero no es el tema principal, es un tema de desarrollo (lo que explica el cambio de postura de los primeros tres abogados)».