(Pulso) Vale, el mayor productor de mineral de hierro del mundo, tuvo un comienzo de año débil. Con la caída de su acción, obligado a desinvertir en medio de la caída de los precios de los commodities, que ha golpeado con especial fuerza al hierro. Sin embargo, la minera ha evidenciado un alza sostenida en la bolsa brasileña durante el último mes, logrando capear el contagio del mercado bursátil brasileño que se vio aún más perjudicado la semana pasada con la pérdida del grado de inversión del país a manos de la agencia de calificación S&P.

¿La razón? La brasileña conjugó un mix de recortes de costos con perspectivas positivas de nuevos proyectos como el S11D, además de beneficiarse de los precios del mineral de hierro que han subido 32,3% desde el 8 de agosto, su nivel más bajo desde 2009. Sin embargo, los analistas insisten en que la minera es muy dependiente de los datos macroeconómicos de China.

“Vale seguirá transándose a una alta correlación con el precio del minera de hierro. Pero las perspectivas para la minera a partir de 2017 son muy positivas debido al proceso de recorte de costos en el que Vale está trabajando”, dijo a PULSO el analista de inversiones de Banco do Brasil, Victor Penna.

El experto explicó que Vale está centrándose en desinversiones de activos que no son su negocio central, como la venta de su participación de 49% en Belo Monte o el 36,4% en Minerações Brasileiras Reunidas.

“En 2015 la empresa ya levantó cerca de US$5.000 millones de ventas de activos, lo que es positivo ya que tienen que pagar US$1.700 millones este año de deuda y su gasto de inversión se estima entre US$7.000 millones y US$8.000 millones. La firma logrará balancear su flujo de caja libre”, dijo.

Brasil cayó en recesión en el segundo trimestre, situación que se ha visto intensificada por una caída en los precios de los commodities, pero gracias a que el gobierno de China, el mayor socio comercial de Brasil, anunció que elevará el gasto gubernamental para estimular su economía, los inversionistas ven con buenos ojos el pronóstico para exportadores de materias primas como Vale.

Sin embargo, analistas reiteraron que los precios esperados para el mineral de hierro y el cobre seguirán bajo presión por la desaceleración de la economía china, lo que sumado a la volatilidad puede suponer que los exportadores enfrenten dificultades.

Un ejemplo de estos desafíos es que la empresa quería abrir a bolsa su negocio de activos de metales base, especialmente de cobre y níquel, pero desde que el precio del níquel se ha transado a niveles menores, la empresa avisó que sus planes de apertura ya no están sobre la mesa.

“Estamos en un momento de volatilidad”, dijo el experto de Banco do Brasil, señalando que esperan que la generación de dinero en efectivo de Vale siga siendo menor que el resto. “El mayor riesgo de Vale es la alta correlación de la acción a los precios del mineral de hierro, lo que seguirá presionando los márgenes de la empresa, a pesar de su enfoque positivo en proyectos de altos retornos como el S11D o Serra Sul en Carajás, que sumará 90 millones toneladas a la capacidad de producción de la empresa, con lo que esperamos que la empresa alcance una capacidad de producción de más de 420 millones de toneladas por año”, dijo.

La empresa de análisis financiero The Street Ratings recomienda vender la acción de Vale, citando “la baja del retorno sobre el capital, un flujo de caja débil y un desempeño históricamente decepcionante de la acción.

Los metales

La rebaja de la calificación de Brasil afectó al mercado de valores de ese país en general, con la capitalización del mercado tocando su menor nivel desde noviembre de 2008. Los seguros contra riesgo de impago (CDS) a 5 años del país, acumularon en cuatro semanas consecutivas un alza de 31,15% y alcanzaron su mayor nivel desde el 10 de marzo del 2009. Así, los observadores del mercado destacan que la minera podría ver elevados sus costos de endeudamiento, considerando que la empresa tiene la mitad de su deuda en reales, lo que es negativo para Vale, y compensa el hecho de que al ser un gran exportador, la depreciación de esa divisa la ayudaría en el tercer trimestre.

La firma de servicios financieros CIBC escribió en una nota que los mayores costos de financiamiento para Vale se traducirían en mayores salidas de efectivo.

Vale comercia minerales y metales y está basada en Río de Janeiro. Brasil contribuyó a 17,3% de sus ingresos en el año pasado. El viernes tenía 9 recomendaciones de compra en Bloomberg, frente a 3 de mantener y 3 de comprar. Sus ganancias por acción subieron 17,9% en el segundo trimestre, en comparación con un año atrás, mientras que el Ebitda alcanzó US$2.213 millones, un alza de 31,8% desde el período entre enero y marzo de este año.