La necesidad de avanzar hacia una política nacional hídrica y de manejo de cuencas, con una gestión integral del recurso que intensifique el carácter público de las aguas y que haga obligatoria la entrega de información a las autoridades fueron los principales puntos abordados en el módulo “Gobernanza del agua”, en el marco del Encuentro internacional Water Week Latinoamerica 2015 que se realiza en Viña del Mar.

[Comisión de recursos hídricos aprueba terminar con perpetuidad de derechos de agua]

Carlos Estévez, director nacional de Aguas del Ministerio de Obras Públicas, indicó que preparan cambios legales al Código de Aguas que establece nuevas regulaciones al sector.

Estévez también se refirió al proyecto de ley de glaciares, donde planteó que existen 24.600 glaciares en el país, por lo que se busca que tengan una protección de reserva estratégica.

La autoridad agregó que la nueva institucionalidad contempla aumentar la investigación aplicada y la creación de una política nacional de recursos hídricos que está siendo desarrollada por comité de ministros, donde se alista un estudio con muevas propuestas.

Patentes de agua

Posteriormente, Christian Valenzuela, investigador de Heidelberg Center, presentó un estudio para enfrentar el acaparamiento y especulación con los derechos de agua, donde se indica que el cobro por el no uso de la patente de agua, vigente desde 2005, actualmente registra 2.484 recursos de consideración que cuestionan el pago de patentes.

Según el especialista, este hecho refleja la necesidad de implementar exenciones para que no paguen la patente “las comunidades indígenas, los derechos para agua potable rural, aquellos ubicados en zonas de escasez y los de municipalidades con fines ambientales”.

Otra exposición que llamó la atención de los asistentes fue el estudio presentado por Diego Rivera, investigador de la Universidad de Concepción, donde se indica que la asignación de recursos hídricos en el país tiene una “lógica de mercado muy dura”, con una poca infraestructura de información, por lo que propuso un nuevo sistema que registre los stock físicos disponibles actualmente y en el futuro.