Corfo y Albemarle resuelven arbitraje en Salar de Atacama

May 15, 2024

Las modificaciones entrarán en vigencia una vez que el tribunal arbitral dicte el laudo y la Contraloría General de la República tome razón del Anexo 2024.

Corfo y Albemarle Ltda. llegaron a un acuerdo para resolver el juicio arbitral que mantenían desde 2021 ante la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (CCI).

Este acuerdo implica el pago de US$15.158.993 por parte de Albemarle y la renuncia mutua a ejercer acciones futuras sobre el cálculo y pago de comisiones que generaron la controversia. Además, introduce modificaciones al contrato de explotación, denominado «Anexo 2024», para mejorar su funcionamiento y operación regular en el Salar de Atacama.

El vicepresidente ejecutivo de Corfo, José Miguel Benavente, resaltó que los ajustes en los contratos buscan perfeccionar los mecanismos de cálculo de comisiones que Albemarle debe pagar a Corfo por la explotación del litio. Estos ajustes no alteran el esquema de precios y tasas definido en 2016, pero incorporan cláusulas que promueven una producción más sostenible en el Salar de Atacama, alineada con la Estrategia Nacional del Litio presentada por el Presidente Gabriel Boric.

Entre las modificaciones más destacadas se encuentran la incorporación de auditores contractuales y ambientales para garantizar el cumplimiento en materia de pagos y obligaciones ambientales. También se establece un sistema de monitoreo en línea y se promueve la colaboración en el desarrollo de estudios ambientales y en la implementación de tecnologías más sostenibles.

Qué detalla el acuerdo

El acuerdo incluye cláusulas que comprometen a Albemarle a utilizar energías limpias y reducir los requerimientos de agua industrial.

Se establece una opción que permitiría a la empresa ampliar su cuota de producción en 240.000 toneladas de Litio Metálico Equivalente mediante el uso de tecnologías más sostenibles, sujeto a ciertas condiciones, como la Consulta Indígena y la obtención de autorizaciones ambientales.

El contrato también amplía las temáticas para el uso de recursos destinados a Investigación y Desarrollo (I+D), incluyendo la conservación ambiental. Albemarle se compromete a vender productos a entidades de I+D a precios de mercado y a colaborar en el desarrollo de nuevas tecnologías y conocimientos.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados
Suscríbase al Newslette Minería Chilena