Esta mañana la ministra de Minería, Aurora Williams, fue la encargada de abrir la Conferencia Internacional del Cobre (CRU), en la segunda jornada de la semana Cesco.

En la ocasión, y comentando la propuesta de reforma tributaria presentada por el Gobierno, comentó que «Chile necesita inversiones, el país necesita empresarios y, sin duda, requiere a su minería». Señaló que el DL 600 permitió en el caso del sector minero construir una industria moderna, aseverando que su derogación se ha planteado pausadamente, respetando los contratos vigentes.

«La minería ha sido el motor del crecimiento, representa el 13% del PIB y el 60% de las exportaciones. Pero este año enfrentamos un periodo vacilante, debemos ser el más eficiente proveedor de cobre a nivel mundial», declaró la ministra.

Aunque advirtió que «hemos bajado en productividad, por las judicializaciones, por el alto costo de la energía, la escasez hídrica, entre otros factores. Para ello, este Gobierno se ha comprometido con el dinamismo del sector», manifestó.

La ministra Williams sostuvo que en este contexto toma importancia la asociatividad entre empresas y proveedores, añadiendo que también resultan relevantes los esfuerzos de investigación e innovación.

Vinculado a este punto, la autoridad señaló que “lamentamos no contar con el CIMM» respecto de su desaparición, ya que dijo que con la innovación se pueden rebajar costos. «Renovaremos esta iniciativa, con fuerte énfasis regional», concluyó la ministra.