En una reunión organizada por SONAMI, el gremio minero analizó el proyecto Reach que impulsa la Unión Europea (UE) y el anteproyecto de ley de cierre de faenas e instalaciones mineras. La actividad contó con la asistencia del vicepresidente de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), Patricio Cartagena, quien realizó una exposición ante representantes de la gran, mediana y pequeña minería asociados a SONAMI para especificar en detalle sobre los objetivos y consecuencias de tales iniciativas.

En la ocasión, Alfredo Ovalle, quien encabezó el encuentro, destacó que los temas medioambientales son parte importante de la agenda del sector. En el caso del proyecto Reach, señaló que implica un cambio en las condiciones de comercialización, “lo que limitaría el acceso de nuestros productos a dicho mercado”. Sobre el anteproyecto de cierre de faenas, Ovalle afirmó que permite “llenar un vacío en la legislación” frente a las condiciones internacionales existentes.

REACH
Cartagena, por su parte, señaló que según las estimaciones realizadas por Cochilco, el proyecto Reach podría significar mayores costos en torno a los US$1.980 millones, considerando una restricción alta. Afirmó que la intención de la Unión Europea es llevar adelante esta iniciativa “sí o sí”, por lo que llamó a todos los actores del sector minero a estar atento e informarse al respecto.
La nueva normativa comenzaría a operar en 2007, para estar totalmente vigente a partir de 2013. Además, dijo Cartagena que los dos grandes inconvenientes del proyecto es que considera el volumen de los productos y no el riesgo, afectando principalmente a los cátodos y concentrados de cobre.

CIERRE DE FAENAS
Respecto al anteproyecto de ley de cierre de faenas e instalaciones mineras, Cartagena dijo que representa un gran desafío para la industria minera, ya que busca prevenir, minimizar y controlar los riesgos de las personas y comunidades en torno a alguna iniciativa.
Agregó que la iniciativa persigue entregar certezas técnicas y legales tanto a los inversionistas como al sector público en este tipo de procedimientos, permitiendo una planificación minera integral que abarque todas la etapas en el desarrollo de un yacimiento.

Fuente/Sonami