Estudio detalla oportunidades de negocios para la industria minera chilena ante la transición energética

Abr 3, 2023

Investigación, desarrollada por la consultora industrial Phibrand, en conjunto con el Centro Nacional de Pilotaje, y la Universidad Técnica Federico Santa María, identificó mecanismos para impulsar la descarbonización del sector.

La lucha contra el cambio climático se ha vuelto un desafío de carácter global y el sector minero no es ajeno a estos. La industria ha tenido que profundizar los cambios tecnológicos en materia energética, para mitigar sus emisiones de gases de invernadero (de las cuales es responsable de más del 70% del total nacional).

Para esto, la industria ha ido transitando en el uso de energías renovables, fomentando la electromovilidad, la incorporación de hidrógeno verde y la gestión del litio, como piedras angulares.

“Se han hecho buenos trabajos con un esfuerzo importante, pero todavía hay áreas donde hay grandes desafíos”, comentó Marco Vaccarezza, gerente de Desarrollo de Negocios del Centro de Tecnologías para Energía Solar, Fraunhofer CSET.

La transición energética que vive el país contempla: la incorporación masiva de energías renovables, el retiro voluntario de centrales termoeléctricas a carbón, la eficiencia energética, la electromovilidad y la incorporación de hidrógeno verde y la gestión del litio, como piedras angulares.

Con el objetivo de conocer el mercado actual asociado al proceso de transición energética en la minería e identificar nuevos nichos y oportunidades de corto y mediano plazo en los ámbitos de electromovilidad y combustibles sintéticos, Phibrand, consultora especializada en el ámbito industrial, levantó el “Estudio sobre transición energética y nuevos negocios para la minería”, cuyos resultados dieron cuenta de interesantes posibilidades para el ecosistema minero nacional.

Sobre el estudio

El estudio realizó entrevistas a representantes de las principales compañías mineras del país, proveedores y expertos del sector”, señaló Alejandro Perez-Cotapos, consultor senior de Phibrand.

La investigación, que contó con la colaboración de Corporación Alta Ley, Codelco, Fundación Chile, GIZ, Expande, Aprimin, y Fraunhofer, junto a empresas vinculadas al ámbito minero. “Desde esta base, se pudo configurar el escenario de cómo se está abordando este proceso de transición energética en la industria minera”, complementó.

En el corto y mediano plazo, se abren opciones de negocios en materia de electromovilidad, inicialmente en equipos pequeños y medianos; y en un horizonte más largo, en la fabricación y reconversión de camiones.

En base a los datos presentados, el estudio proyecta que para 2027 el mercado de buses reconvertidos alcance unas 2.781 unidades, lo que correspondería a una oportunidad de 973,18 (MUS), mientras que el mercado de minibuses y taxibuses se espera que pueda alcanzar los 66,25 (MUS) considerando 1.183 unidades reconvertidas para 2027.

Por otro lado, el consultor senior de Phibrand argumentó que el hidrógeno como vector energético también cuenta con oportunidades relevantes, pero su aplicación en nichos comerciales aún está más lejana debido a la dificultad de demostrar su viabilidad técnica y económica en la realidad nacional.

Nichos de mercado

El análisis reveló que la reconversión de equipos pequeños y medianos es un potencial nicho de negocios, además de una manera eficiente y rápida de impulsar la transición. Los resultados indicaron que estos mercados cuentan actualmente con oferta y demanda potencial del cien por ciento nacional y escalable a la región.

Se deben realizar acciones para aumentar rápidamente la oferta de reconversión a la electromovilidad. Las oportunidades de mercado para la minería en Chile son altísimas”, afirmó el gerente general de Phibrand, Cristian Mansilla.

“Hay capacidades locales ya instaladas que van a poder dar un pequeño paso hacia adelante. Paralelamente, hay una demanda local suficientemente grande que hace atractivo cualquier mercado que se monte. Es una tremenda oportunidad para nuestro país. El poder de compra, la voluntad y el interés existen.”, concluyó

Dificultades y desafíos

En el estudio se identificaron barreras técnicas, humanas y económicas.

Al analizarse quién tiene más incentivo a financiar este proceso, para Phibrand el mayor incentivo debiese estar del lado del proveedor. Los análisis de resultados demostraron que las mineras están dispuestas a comprar, pero no a desarrollar.

Lo complejo no es solo agregar una nueva fuente de energía, sino habilitar toda una cadena de valor. Es necesario más intervenciones y pilotaje dentro de la industria”, afirmó Marco Vaccarezza.

El estudio también identificó barreras que frenan el desarrollo de nichos que la industria requiere para completar la transición. Entre los principales están: la falta de espacios e instancias de pilotaje y validación de tecnologías; un bajo nivel de absorción tecnológica respecto de la transición energética; un desfase entre las intenciones en contribuir a reducir las emisiones y las inversiones que se necesita para ello; así como la falta de incentivos suficientes para que el sector invierta en fabricar o reconvertir equipos, y la necesidad de capacitación y de nuevos perfiles profesionales.

Son los proveedores los que tienen la oportunidad de beneficiarse a través de una mayor tasa de adjudicaciones en licitaciones intensivas en uso de flotas de vehículos de transporte”, comentó Mansilla.

Desde la consultora señalaron que actualmente existe una muy limitada cantidad de proveedores que ofrecen, formalmente, el servicio de reconversión eléctrica y solo para buses y vehículos menores, pese a que varias empresas están buscando el desarrollo de más proveedores.

Nuevo estudio

Desde la gerencia de Phibrand se destacó el valor de iniciativas como este estudio.

“Hubo una excelente recepción de parte de las autoridades y empresas, quienes ven con buenos ojos el poder aplicar su experiencia en base a los resultados del estudio”, afirmó Perez-Cotapos.

Actualmente, la consultora se encuentra desarrollando un nuevo estudio público de sustentabilidad, con el fin de entregar un instrumento nutrido de información de mercado y técnica que contribuya a la industria.

El estudio concluye con que es importante generar iniciativas concretas que disminuyan la percepción de riesgo que existe desde las compañías mineras y proveedores, disponiendo incentivos que promuevan la colaboración entre el sector público, privado y académico.

“Se deben poner esfuerzos en ciertas aristas que pueden generar en provechosos resultados y cambios positivos”, añadió Mansilla.

El estudio y la presentación de resultados se encuentran disponibles para descarga gratuita en el sitio web de Phibrand.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

    Suscríbase al Newsletter Minería Chilena

    * indicates required