Ponce: Cascada ganó US$187 millones con operaciones cuestionadas

Nov 11, 2013

Los descargos de Julio Ponce presentados a la SVS aseguran que las sociedades cascada, y por ende los minoritarios, resultaron beneficiados.

( Pulso) Un documento macizo y cargado de aseveraciones en contra de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) constituye la defensa de Julio Ponce en el marco del Caso Cascada.

En más de 500 páginas, la defensa del empresario no sólo apuntó hacia Pablo Echeverría, presidente de Moneda, como la persona que gatilló el origen de la formulación de cargos del regulador, poniendo además a la SVS al centro de una disputa cuyo objetivo final es el control de SQM; sino además se centró con fuerza en que el “esquema” que presume el regulador de Valores más allá de una “mera teoría”, sería una construcción llena de inexactitudes y omisiones.

Una de las razones de lo anterior es que las operaciones que cuestiona el regulador fueron beneficiosas para los accionistas minoritarios, tal es así que la cascada habría ganado US$187 millones. A ojos de la defensa, los remates de acciones de remanentes de aumentos de capital de 2008 fueron tremendamente beneficiosos para las sociedades cascada; una visión contraria a lo que se establece en el documento del regulador, que dice que la no suscripción de los aumentos de capital por parte del controlador, es decir Julio Ponce, habrían tenido por objeto beneficiar a los partícipes del “esquema”, entre ellos a las sociedades relacionadas.

“Una vez más se equivoca la Superintendencia, y se demuestra la falacia de su teoría. Y es que en los propios descargos se da cuenta de que Norte Grande y sus filiales resultaron ampliamente beneficiados con dichos remates, pues recaudaron una cantidad de dinero muy por sobre lo que habrían percibido si se hubieran suscritos los aumentos de capital durante el período de opción preferente (…) El hecho reprochado, esto es, no haber suscrito el 100% de las acciones dentro del período de opción preferente, por una parte, y el remate posterior de las acciones de remanentes, por la otra -ambos parte del ‘esquema’- implicó una ganancia o mayor recaudación para Norte Grande y sus filiales de US$187 millones. Claramente este cálculo se le pasó a la autoridad que estaba más preocupada de su teoría que de investigar en forma objetiva”, se asevera en los descargos.

¿OPERACIONES DE PIÑERA OMITIDAS?
En el mismo sentido de que la investigación de la Superintendencia no ha sido imparcial, Ponce sostiene en sus descargos una serie de omisiones sobre distintas operaciones que tendrían características similares a las cuestionadas por la SVS.

En su formulación el regulador puso atención a las diferencias entre los precios en los que se ejecutaron distintas operaciones, en comparación a los promedios ponderados de 15, 30 y 60 días. En ese sentido, la defensa del empresario sostiene que esos valores no son más que datos estadísticos y que calificarlos como precios de mercado constituye un “error técnico de proporciones”.

De ser así, sostiene la defensa, otros actores como Moneda, las AFP y las sociedades de Piñera habrían mostrado diferenciales de magnitudes importantes.

“Axxion y Bancard vendieron acciones Calichera-A el día 12 de mayo de 2008 a un precio de $496 por acción. Sin embargo, 29 días después de esa venta, Moneda y las AFP también vendieron acciones de Calichera-A pero ahora a un precio de $799,7 por acción (…) En menos de un mes, Moneda y las AFP vendieron las mismas acciones Calichera-A que había vendido Axxion y Bancard, en un precio que según los promedios ponderados de los 15,30 y 60 días anteriores eran un 38%, 66,4% y 77% superior al mercado, lo cual no resiste análisis (…) Tanto Moneda, las AFP, Axxion, Bancard e Inversiones Santa Cecilia habrían enajenado acciones de Norte Grande y sus filiales a través de remates idénticos a los que la SVS cuestiona: siempre con difusión de 20 horas y en un solo lote indivisible”.

 

Fuente / Pulso

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Suscríbase al Newslette Minería Chilena