Patricia López, presidenta del Directorio Aguas CAP: “Necesitamos más obras de infraestructura para darle más seguridad hídrica al país”

Feb 20, 2024

La escasez hídrica que afecta a Chile ha llevado a que varias industrias que utilizan agua para sus procesos hayan tenido que buscar nuevas fuentes de agua. Este es justamente el caso del Grupo CAP, que a través de su filial Aguas CAP, socia de la Asociación Chilena de Desalación (Acades), este año celebra los […]

La escasez hídrica que afecta a Chile ha llevado a que varias industrias que utilizan agua para sus procesos hayan tenido que buscar nuevas fuentes de agua. Este es justamente el caso del Grupo CAP, que a través de su filial Aguas CAP, socia de la Asociación Chilena de Desalación (Acades), este año celebra los diez años de operación de su planta desaladora en la región de Atacama.

Ubicada a 25 kms al norte de Caldera, la planta Cleanirtech Sudamérica S.A que está operativa desde abril del 2014, fue la primera de la región destinada para el abastecimiento de agua multiuso, es decir, tanto para industrias como para consumo humano.

Patricia López Manieu, presidenta del Directorio Aguas CAP, Gerenta de Infraestructura CAP, y una de las expositoras del Congreso Nuevas fuentes de agua para Chile, que realizará Acades los próximos 20 y 21 de marzo, señala que el proyecto, originado inicialmente para la minería, “ha logrado niveles de eficiencia de clase mundial y continuamos trabajando en mejorar nuestros índices y estándares».

Patricia López Manieu, presidenta del Directorio Aguas CAP y Gerenta de Infraestructura CAP,

Patricia López Manieu, presidenta del Directorio Aguas CAP y Gerenta de Infraestructura CAP.

¿Cómo nace la idea de la instalación de una planta desaladora en la región de Atacama?

Grupo CAP emprende la construcción de este proyecto en 2011 con el fin de suministrar agua desalinizada a todas las operaciones de su filial minera Compañía Minera del Pacífico (CMP) en el valle del Copiapó, además de entregar agua a Caldera como parte del cumplimiento ambiental de Minera Caserones. Esta fuente de abastecimiento aporta un importante foco de sustentabilidad al proceso minero. El proyecto comenzó a operar exitosamente el año 2014.

Se decidió apostar por la tecnología de una planta de agua desalada basándose en osmosis inversa, porque es una tecnología eficiente en términos energéticos, y que además se ha mantenido vigente hasta ahora.

Considerando sus 10 años de operación ¿Cuál ha sido el impacto que ha tenido en la región?

Mediante la planta desaladora, la empresa está aportando al uso eficiente de los recursos hídricos, con miras a asegurar la sostenibilidad de la extracción y el abastecimiento de agua dulce para hacer frente a la escasez del recurso, especialmente en una región tan afectada por la sequía como Atacama. Esta planta ha sido un habilitador de las operaciones de CMP y Minera Caserones, aportando sustancialmente a la reducción del estrés hídrico de la cuenca.

El suministro confiable de agua desalada ha permitido el cumplimiento medioambiental de Caserones con la entrega de agua a la comuna de Caldera desde el inicio de las operaciones y a Chañaral desde fines de 2023, lo que ha permitido aumentar el volumen y calidad de agua que se suministra a estas comunas durante todo el año.

Como Aguas CAP creemos firmemente en el desarrollo sostenible, en el impulso a iniciativas innovadoras que nos permitan apoyar nuestras operaciones y desde ahí, agregar y llevar valor compartido al territorio donde nos desenvolvemos.

¿Cuáles son sus proyecciones? ¿Hay perspectivas de crecimiento ya sea en la región u otro lugar del país?

Aguas CAP es capaz de casi duplicar la capacidad de producción local, lo que nos permite seguir creciendo y entregar agua a nuevos clientes. La planta cuenta con una capacidad de producción actual de 400 l/s de agua desalada, sin embargo, ambientalmente está autorizada para una producción de 600 l/s y tiene una capacidad máxima cercana a los 800 l/s.

Nuestra planta desaladora de agua ha logrado niveles de eficiencia de clase mundial y continuamos trabajando en mejorar nuestros índices y estándares. Nos proyectamos hacia el futuro creciendo como una planta multipropósito de agua desalada con infraestructura compartida. Como primera etapa, hemos realizado los estudios de ampliación de la planta y luego, firmando y ejecutando acuerdos de entendimiento con nuevos clientes.

Adicionalmente, CAP tiene en carpeta un nuevo proyecto de desalación en la Región de Atacama, para abastecer el crecimiento futuro de sus operaciones.

¿Considera que los proyectos de ley en curso ayudarán al fomento de más plantas, tanto de desalación como reúso?

Sí, sin dudas. Tener legislación enfocada en la desalinización y él reúso de agua, así como los reglamentos asociados, serán un real incentivo a las inversiones asociadas a estos proyectos.

Nosotros vemos mucho interés de inversionistas en proyectos de infraestructura de agua desalada. Además, necesitamos más obras de infraestructura para darle más seguridad hídrica al país y en eso hay una gran necesidad y oportunidad de crecimiento en una industria tan relevante para el país hoy.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena