La oportunidad del metaverso para el talento en la minería

Los avances en automatización y la inteligencia artificial (IA), el impulso de la descarbonización y las crecientes fuerzas geopolíticas están reconfigurando el futuro de la industria minera. Es probable que esto signifique operaciones más autónomas, ágiles y remotas, que conduzcan a un entorno empresarial más seguro y rentable. Sin embargo, también significará un cambio importante en los conjuntos de habilidades necesarios para apoyar los nuevos modelos operativos impulsados por la tecnología digital. Y las habilidades más buscadas pueden ser escasas.

Las mineras tendrán que adoptar nuevas estrategias de adquisición y desarrollo de talento para prosperar en un mundo digitalizado y descarbonizado. Los enfoques tradicionales simplemente ya no serán adecuados. Considere un nuevo mundo minero autónomo en el que la mayoría de los empleados trabajan a distancia desde el sitio de la mina. En Australia, por ejemplo, Accenture prevé que el número de trabajadores mineros a distancia se acercará al 60% en la próxima década. En 2040, será incluso mayor. Con tan pocas personas in situ en ese momento, el reto será cómo crear conexiones humanas entre esos trabajadores remotos y los activos y empleados in situ a los que apoyan.

Así también, hay una creciente necesidad de capacitar a los trabajadores, tanto in situ como a distancia, en materia de fluidez digital para apoyar la agenda ESG (ambiental, social y de gobernanza). Del mismo modo, una mayor fluidez digital será crucial para los equipos de mantenimiento que pasen del trabajo mecánico tradicional a la gestión de sistemas de mantenimiento autónomos.

La mejor manera de prepararse para un futuro digital en la minería es aprovechar las estrategias de desarrollo del talento digital. Hoy en día, eso significa abrazar todo lo que el metaverso tiene que ofrecer.

¿Qué es el metaverso? Es un continuo de tecnologías y experiencias que están cambiando rápidamente la forma en que las empresas y las personas interactúan con el mundo físico. Y, lo que es más importante, hay elementos del metaverso que las mineras pueden aprovechar hoy para crear el talento necesario para una industria que se aproxima rápidamente y que ha sido mejorada digitalmente. En concreto, el metaverso desempeña un papel fundamental en la conexión significativa de las operaciones remotas y las in situ, así como en la provisión de una vía atractiva y eficaz para la mejora de las competencias de los empleados en todas las operaciones mineras.

El metaverso puede replicar la experiencia de la mina in situ para las personas que se encuentran en oficinas distantes, utilizando tecnologías de realidad aumentada/virtual. Al proporcionar una visión detallada de las operaciones de la mina, estas tecnologías permiten que el personal remoto empatice con las necesidades de los empleados in situ. Se trata de una poderosa forma de comprender las condiciones en las que se desarrolla el trabajo físico de la minería, lo que ayuda a los profesionales de las oficinas a adquirir un mayor sentido de propósito y a crear potencialmente servicios más impactantes.

Las posibilidades que permite el metaverso también se extienden al mayor ecosistema de socios que proporcionan servicios y soluciones para la mina. Dado que prestan servicio a las operaciones mineras en todo el mundo, muchos de estos socios no tienen nunca la oportunidad de estar in situ. Pero a través del metaverso, pueden experimentar la mina como si estuvieran allí e incluso colaborar en tiempo real con las personas que se encuentran en el lugar.

Por ejemplo, el personal del centro de entrega a distancia de una empresa minera probablemente no tendría la oportunidad de visitar la mina para comprender mejor el contexto de los servicios que prestan. Un espacio interactivo de RV/AR permitiría al equipo ver la enorme escala de los equipos mineros, comprender los desafíos diarios y trabajar virtualmente con sus colegas in situ para desarrollar soluciones para esos desafíos.

Las operaciones a distancia, el mantenimiento a distancia y las operaciones autónomas in situ exigen nuevas habilidades: habilidades digitales. Las empresas mineras pueden utilizar el metaverso como medio para desarrollar la fluidez digital a través de sus programas de aprendizaje. Para involucrar realmente a los empleados, las empresas deben ir más allá de la formación tradicional unidireccional, adoptando entornos de aprendizaje más inmersivos que involucren todos los sentidos humanos. El metaverso crea un mundo simulado en el que los colaboradores pueden tener una experiencia completa lo más parecida posible a la real.

La pregunta que muchos se hacen ahora es por dónde empezar. Como cualquier transformación digital, la integración del metaverso en las operaciones mineras es un viaje. Un buen punto de partida es la creación de una visión de su futura fuerza de trabajo y de las capacidades y conjuntos de habilidades que necesitarán. Se puede empezar con algo pequeño, aprovechar las tecnologías disponibles para acelerar el desarrollo de las habilidades digitales y luego escalar desde allí.

Desde el punto de vista tecnológico, las empresas pueden probar nuevos casos de uso de RV/AR que aprovechen la mayor capacidad de datos y la seguridad de la 5G para avanzar en sus programas de formación y desarrollo. Pueden experimentar con gemelos digitales para ayudar al personal de las oficinas remotas a atender mejor a sus colegas in situ con nuevas soluciones de minería predictiva y prescriptiva.

Hay muchos caminos hacia el metaverso que una empresa minera puede tomar en función de sus profesionales y objetivos empresariales individuales. Pero el momento de comenzar a evaluar estas oportunidades es ahora.