El mar, la minería y el promisorio futuro de Chile

En el “Mes del Mar” debemos reflexionar sobre su importancia en la grandeza de nuestro país. Es gracias al dominio del mar y al ejercicio de su soberanía, desde que consolidamos nuestra independencia y luego anexamos los territorios del norte, hoy parte importante de nuestra riqueza y desarrollo, que esta principal vía de comunicación desde y hacia nuestros mercados de intercambio, constituye una fuente importantísima de recursos y por supuesto de agua, que en vista del cambio climático se convierte en un recurso estratégico para el consumo humano y para nuestras actividades productivas, en especial en la zona norte de nuestro país.

Un reconocimiento especial a los miembros de nuestra Marina, que día a día protegen este recurso cuidando nuestra zona económica exclusiva, previniendo actividades ilegales y de contrabando, manteniendo la presencia que soporta nuestra soberanía y el trabajo permanente para proteger la vida en el mar y el apoyo en zonas aisladas; a todos nuestros marinos mercantes, que nos conectan con el mundo transportando productos tan importantes para nuestra economía, a los operadores de puertos, prácticos y todos aquellos que mantienen una vía de comunicación expedita y profesional.

Nuestra minería, fuente de riqueza para nuestro país, ha estado siempre fuertemente ligada al mar ya sea como vía de comunicación o como recurso, ahora que vemos la importancia del Hidrógeno Verde, y el enorme potencial que tiene para el futuro de Chile, más que nunca es importante recordar la importancia del mar y valga este pequeño homenaje a quienes día a día trabajan en adversas condiciones y a los muchos que incluso dieron su vida en cumplimiento del deber.