2021, un año desafiante para la minería chilena

Estamos trabajando para acelerar la reactivación de los proyectos de inversión y que para el período 2021 – 2023, se contemplan 18 iniciativas con aprobación ambiental por 17.018 millones de dólares.

A pocas semanas de iniciado este 2021, podemos observar una serie de desafíos en el sector minero que enfrentaremos con fuerza junto a los actores que forman parte de esta actividad.

En este contexto, tengo la convicción de que la minería continuará siendo uno de los sectores productivos que más aportará al bienestar de los chilenos y al desarrollo económico y social del país.

Todo ello, gracias a un notable esfuerzo realizado en conjunto por sus trabajadores, empresas, proveedores y el Gobierno por mantener operando a esta actividad especialmente en tiempos de pandemia.

Precisamente, desde el Ministerio de Minería, seguiremos impulsando la continuidad operacional del sector y la protección de la vida de los trabajadores y sus familias.

Para ello y entre otras medidas, continuaremos implementando el Plan Covid 19 dirigido a las empresas mineras con el fin de minimizar los contagios en personas que laboran dentro de sus faenas y sus visitas.

Por otra parte, también estamos trabajando para acelerar la reactivación de los proyectos de inversión y que para el período 2021 – 2023, se contemplan 18 iniciativas con aprobación ambiental por 17.018 millones de dólares, según un reporte de Cochilco.

De acuerdo con el estudio, dichas obras podrían generar en su etapa de construcción y operación alrededor de 33.000 puestos de trabajo en dos años, siendo las regiones de Antofagasta y Atacama las que reúnen más proyectos.

Además, estamos pensando en el futuro, por eso que la Política Nacional Minera 2050 también concentra nuestras energías con el fin de hacer realidad esta hoja de ruta que orientará el desarrollo sostenible de la minería a largo plazo.

En este sentido, hace algunos días finalizamos con éxito la etapa de participación ciudadana que congregó -de manera remota producto de la pandemia- a más de 3.000 personas relacionadas directa e indirectamente con la actividad.

Otra línea de acción será nuestro permanente respaldo a los innovadores y exportadores chilenos de productos para uso sanitario elaborados con cobre y cuya fabricación casi se triplicó en 2020 en relación con el año anterior.

Del mismo modo, seguiremos apoyando a la pequeña y mediana minería mediante la entrega de fondos PAMMA y FNDR al igual que las iniciativas en sustentabilidad y lucha contra el cambio climático del sector, como también aquellas que contribuyan a una mayor incorporación de la mujer en la industria.

Estos y muchos otros desafíos, los asumimos con entusiasmo pues creemos que donde existe minería, hay mejores trabajos, más estabilidad, mayores oportunidades y menores índices de pobreza.