Los pequeños mineros del Tolima ingresan a la regularidad gracias a herramientas legales establecidas por el Gobierno Nacional a través del Plan Nacional de Desarrollo y el Código de Minas, que les permiten trabajar bajo el amparo  de un título minero.

Para el final de este año más de 130 mineros de materiales de construcción, mármol y calizas, en los municipios de Coyaima  y San Luis en Tolima, podrán ejercer la actividad bajo el amparo de un título minero y con un modelo de contrato de operación con la empresa Goliat S.A.

En la nota publicada por el Gobierno colombiano se destaca que se encuentran en trámite seis Áreas de Reserva Especial (ARE), las cuales les permitirán a los pequeños mineros tradicionales que se encuentran operando en áreas libres de los municipios de Ibagué, Ataco, Combeima, Mariquita, Murrapoza y Valle de San Juan trabajar legalmente.

Existen diferentes mecanismos para trabajar bajo el amparo de un título que requieren del cumplimiento de los requisitos establecidos en la normatividad y de la voluntad de los titulares, algunos de ellos son: contrato de operación, subcontrato de formalización, Áreas de Reserva Especial (ARE’s) y devoluciones de áreas para la formalización.

En el marco de la tercera y última Junta Directiva para la Formalización Minera del departamento de Tolima, la Viceministra de Minas María Isabel Ulloa concluyó que “nos complace ver que el proceso de formalización y los mecanismos disponibles para facilitar el ingreso a la regularidad de los pequeños mineros, tiene grandes avances. Estamos mejorando las condiciones de los mineros y ordenando el sector para que mejore sus prácticas”, finalizó.

En esta Junta Directiva Regional se entregó el informe final de la caracterización de los municipios del departamento, en el que se logó la identificación de las 428 Unidades de Producción Minera (UPM´s) y la selección de 27 UPM´s para ingresar al Programa de Formalización Minera del MinMinas.

Adicionalmente, se realizó la primera capacitación de bancarización a 22 UPM´s de la región, y se estableció un plan de acción para organizar su ingreso al programa, abriéndoles las oportunidades de obtener beneficios financieros para realizar adecuaciones en los lugares de trabajo e implementar nuevas tecnologías.