Expectativas de que R. Unido seguirá en la UE disparan las bolsas e impulsan los commodities