x

Collahuasi: Sorteando el escenario de precios

Aunque su proyecto de expansión aún está detenido, en lo que va del año es la operación minera que en términos absolutos aumentó más su producción. En materia de costos está próxima a ingresar al primer cuartil.

En 2012 Minera Collahuasi produjo 282.096 toneladas de cobre, un 37,8% menos que el ejercicio anterior. La producción de molibdeno tuvo una caída aún más abrupta, disminuyendo más de un 70%. Cuatro años más tarde, la compañía, controlada por Anglo American y Glencore, atraviesa por una situación indiscutiblemente distinta.

Aunque su expansión, y por ende la meta de alcanzar una producción anual de un millón de toneladas sigue detenida, los resultados de la minera en el tercer cuarto del año confirmaron el aumento de producción que venía registrando en el primer semestre de 2016. Según el informe trimestral la operación elevó su producción un 31% en relación a igual periodo de 2015.

De acuerdo con cifras de Cochilco, hasta agosto de este año Collahuasi era, en términos absolutos, la compañía que más había aumentado su producción (58.600 toneladas) , alcanzando las 333.000 toneladas métricas de cobre fino, es decir, un 21,3% más que los 274.600 que, a similar fecha, había producido en 2015.

En comparación con el resto de las faenas, las cifras lucen aún más. Para igual periodo (enero-agosto), Escondida registraba una caída en su producción (en relación a 2015) de -19,6%; Anglo American Sur exhibía una variación de -13,7%; El Abra -21,6%; El Tesoro -35,6%; Quebrada Blanca -14,6%; y Los Pelambres -1,6%. Aunque otras mineras, como Cerro Colorado (13,7%) y Lomas Bayas (14,2%) también obtuvieron incrementos en su producción, ninguna de las operaciones privadas en Chile ha registrado un salto como el de Collahuasi.

Junto con este aumento, además esta última logró reducir sus costos C1 en un 23% el primer semestre del año, llegando a US$1,18 la libra, y a US$1,16 en el tercer trimestre.  De esta forma, explica Jorge Gómez, presidente ejecutivo de Minera Doña Inés de Collahuasi, “hemos podido sortear el complejo escenario de precios por el que atraviesa la industria”.

Jorge Gomez, Collahuasi

Jorge Gómez, presidente ejecutivo de Minera Doña Inés de Collahuasi.

Comenta que el tercer trimestre cerraron con cifras positivas de producción, en torno a 130.000 toneladas, “en gran medida debido al sólido funcionamiento de nuestra planta de proceso y, en menor proporción, a las mejores leyes de mineral (1,23% en Q3 de 2016 versus 1,09% en Q3 de 2015)”, precisa Gómez.

Aunque el abrupto incremento del tercer cuarto –según matizó la minera– está vinculado a la menor producción registrada durante 2015 por mantenciones en la línea de molienda semi autógena, las mejores cifras tienen su fundamento en la estrategia de reducción de costos y aumento de productividad iniciada por Collahuasi en 2012, fórmula que la tiene ad portas de alcanzar las 500.000 toneladas anuales de producción y de ingresar al primer cuartil de costos.

La estrategia

Para el CEO de Collahuasi, aunque todas las compañías del país han implementado programas de reducción de costos, incluyendo la optimización en el uso de insumos, la renegociación con empresas de servicio y planes de ahorro, en su mayoría “son esfuerzos que se centran en eliminar ineficiencias inmediatas, pero no cambian la forma de operar de las organizaciones”, asegura.

Lo anterior, opina, no es suficiente. “Debemos dar un salto sustancial en productividad si queremos seguir siendo competitivos. Hay que aprovechar este momento para realizar cambios de fondo en nuestras operaciones, que en un súper ciclo serían imposibles de implementar. No es primera vez que tenemos que lidiar con una baja en el precio del cobre. Es nuestra oportunidad para generar cambios que perduren en el tiempo y nos dejen mejor preparados para el siguiente súper ciclo”, enfatiza Gómez.

La caída de los costos y el aumento de la productividad de la operación, explican desde Collahuasi, obedecen a que en etapas tempranas la minera definió una estrategia  “muy simple”, que incluía una etapa de estabilización y, posteriormente, una de optimización de procesos. “Se estableció un foco claro, concentrándonos con fuerza en aquellos aspectos que estaban fuera de lugar. Además, nos enfocamos en mejorar las condiciones de trabajo y la seguridad de nuestra operación como prioridad. Hoy podemos decir que contamos con uno de los entornos laborales más seguros de la industria”, destaca el presidente ejecutivo.

Foto 3 Collahusi (Molino

El tercer trimestre cerró con cifras positivas de producción, en torno a 130.000 toneladas, en gran medida gracias al sólido funcionamiento de la planta de proceso.

Es así como desde 2012 a la fecha Collahuasi ha logrado importantes resultados en temas de seguridad, productividad y costos. En seguridad, por ejemplo, redujo su índice de frecuencia (número de accidentes con tiempo perdido por millón de horas trabajadas) de 1,20 a 0,39. En productividad, resalta Gómez, la compañía “más que duplicó” su indicador operacional, alcanzando las 91 toneladas de cobre por persona, en promedio, durante 2016.

El corazón de este proceso de estabilización y optimización, explica el CEO, está en un modelo que denomina “Gestión por Riesgos”. Al respecto, comenta que “la literatura nos habla de Mejoramiento Continuo, Excelencia Operacional, Six Sigma, Kayzen, Lean Management, entre otros, como el norte de la gestión. A nuestro entender, estos conceptos se basan en un supuesto a veces incorrecto, el cual es asumir que los procesos están en su óptimo y lo que se requiere son gananciales marginales, que se resuelven con proyectos de innovación específica, por equipos ad-hoc, siendo este último el mayor error. Probablemente se logren mejoras de un 2% o 3% con el éxito de estas iniciativas”.

En Gestión por Riesgo, en cambio, se sostiene que los procesos están enfrentando continuamente incidentes, lo que explica la brecha entre desempeño efectivo y desempeño esperado, entre el resultado real y el presupuestado. “La clave es que el 100% de la organización esté focalizada en sus procesos, planificándolos, controlándolos y generando aprendizajes, para sistemáticamente ir mejorando”, afirma Gómez.

Pese a lo anterior, reconoce que “nadie puede poner en duda que estamos en un negocio complejo de gestionar, con leyes cada vez más bajas y relaciones lastre-mineral más altas. Esto nos ha llevado a convertirnos en expertos operando ‘fierros’, somos reconocidos a nivel mundial. Contamos con un tremendo expertise técnico, a la par con las operaciones más sofisticadas del mundo. Hemos sido pioneros en muchas tecnologías nuevas para la industria. Sin embargo, no cabe duda que aún tenemos espacio para mejorar cómo aprovechamos nuestros equipos al máximo”.

Licitación eléctrica

En agosto último el Gobierno realizó el acto público de adjudicación de la licitación de suministro eléctrico 2015/01, que ofreció 12.430 GWh/año de energía para abastecer las necesidades de electricidad de los clientes regulados del SIC y SING por 20 años.

En esta subasta –en la que participaron 84 empresas oferentes– se llegó a un precio medio de US$47,6/MWh, incorporándose nuevos actores al mercado eléctrico.

Los resultados le dieron la razón a Jorge Gómez, quien en mayo había señalado no entender por qué los precios promedio de las licitaciones en Chile (particularmente los US$79,3/MWh de la licitación de octubre de 2015) no estaban en torno a lo alcanzado hace unos meses en Perú, es decir, US$48/MWh.

“Los resultados de la (última) licitación de suministro eléctrico para clientes regulados fueron excelentes. Si bien teníamos la convicción de que en Chile podíamos llegar a precios bajos, porque tenemos el mejor recurso solar a nivel mundial y porque hace años ya veíamos una baja en los costos de desarrollo de diversas tecnologías, la verdad es que los resultados superaron nuestros pronósticos más optimistas”, manifiesta el presidente ejecutivo de Collahuasi.

Para Gómez, los precios obtenidos “marcan un quiebre en la tendencia de las tarifas del sector eléctrico, con la consecuente baja en los costos, lo que es una muy buena noticia para nuestra industria y para la reactivación económica del país”.

Respecto a los procesos de licitación de clientes libres, dice esperar “que los buenos resultados se repliquen en nuestra industria, en particular en Collahuasi, que es una faena con los mayores recursos de cobre a nivel mundial, y que debe ser competitiva en el largo plazo”.

Lo anterior es especialmente relevante para su compañía, por cuanto actualmente está llevando a cabo un proceso privado de licitación de energía por 1.200 GWh/anuales y de cerca de 150 MW de potencia, para ser suministrados a partir de 2020.

Según la minera, esta licitación ha despertado gran interés de parte de empresas con diversas tecnologías de generación, tanto tradicionales como de energías renovables no convencionales (ERNC). “Esperamos un proceso competitivo y a precios convenientes”, indica Gómez.