Sorpresa y desazón por cierre de mina Can-Can

Feb 27, 2007

El cierre de la minera el 31 de marzo dejará a 90 trabajadores sin su fuente laboral.

La Federación Estratégica de Trabajadores de Atacama hizo oficial la noticia. La mina Can-Can, ubicada en la comuna de Copiapó, cerrará sus faenas el 31 de marzo.

En conferencia de prensa, durante la mañana de ayer el sindicato anunció el término de la explotación de la mina, lo que conllevó a la realización de una movilización por parte de los trabajadores.

Fuentes extraoficiales confirmaron el cierre porque el mineral no posee material suficiente para su explotación. La noticia sorprendió incluso al seremi de Minería Ulises Carabantes.

Son 90 trabajadores los afectados con el cierre de Can-Can, de los cuales 85 pertenecen al sindicato de la mina. El resto de las personas serían administrativos.

Los inquietos trabajadores cuentan con el respaldo de por lo menos 18 sindicatos más, los cuales apoyaron la paralización e incluso apoyaron con asesores al gremio de Can-Can, ya que esperan conseguir un bono por cierre de faenas o término de firma de 750 mil pesos por trabajador. Es este punto el centro del conflicto.

NEGOCIACIÓN COLECTIVA

Ante el cierre de la faena, los trabajadores apelaron a una negociación colectiva para concretar la obtención de dicho bono.

Sergio Cárdenas, presidente del sindicato número 1 de Maricunga asesor especial del sindicato de Can-Can participó plenamente de la conferencia. «Ellos (la minera) alegan que los trabajadores no tienen derecho a negociar colectivamente, esto porque hay contratos por obras-faenas», indicó.

El punto anterior impide que los trabajadores puedan recibir beneficios al cierre de las obras, ya que no tendrían un contrato indefinido.

A pasos de la huelga

Una vez terminada la conferencia, las partes sólo aguardaban a la respuesta por parte de la minera. Ya se había concretado una reunión para las 16 hrs y ahí se deberían establecer las posturas de ambos sectores.

En el intertanto, Félix Oviedo, presidente del sindicato aseguraba que «la huelga va, de acuerdo al código del trabajo en forma indefinida e indefectiblemente. La única forma de que esto se solucione, es que la empresa reconozca el contrato de manera indefinida, como lo ordenó la Inspección del Trabajo y que paguen los años de servicio correspondientes a los trabajadores, que es lo justo y legal».

Estos puntos son la base que la propia ley tiene para los trabajadores.

A media tarde se confirmó que los ejecutivos de Can-Can y el sindicato de la minera se reunirían en la Inspección del Trabajo. Y así fue.

Pasadas las 17 horas las partes interesadas entraron a uno de los salones para solucionar el tema.

Pasaron 35 minutos y los dirigentes salieron para analizar la propuesta de la empresa.

Entre todos conversaban para ver si los montos coincidían con la petición y si era necesario seguir o no con la huelga, que a esas alturas ya estaba programada para las 8 de hoy.

Una vez evaluada la situación, los sindicalistas volvieron a uno de los salones de la Inspección del Trabajo, a concluir la mesa de trabajo. Minutos antes de las 18 hrs. se abrieron las puertas y entre llamados por teléfono celular, Sergio Cárdenas aclaró el panorama.

«La huelga del sindicato Can-Can se prorroga por 24 horas, por mutuo acuerdo de las partes. En consecuencia se suspende el turno de mañana. De no llegar a acuerdo la huelga se hace efectiva», añadió. Al cierre de la edición, el presidente del sindicato había entregado la información de la empresa a un 75% de los trabajadores, quienes aceptaron la propuesta.

Este diario intentó obtener una versión por parte de la empresa, pero sus representantes declinaron referirse al tema.

Fuente / El Diario de Atacama

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena