Se tensa la relación entre proveedores mineros

Ene 29, 2009

Días atrás se llevó a cabo una reunión en la Secretaría de Estado de Minería, donde participaron representantes de la Cámara Argentina de Servicios Mineros.

Los tiempos de crisis son los más difíciles de sobrellevar y es por esto que apenas comenzado el año ya se han producido algunas fricciones entre los proveedores y la canadiense Barrick. El reclamo es viejo y repetido, solicitan una mejor relación con los proveedores locales y una apertura mayor de la empresa a la hora de hacer las contrataciones. Vale decir que los primeros escollos de esta naturaleza se manifestaron en 2007 cuando hubo duras declaraciones de Fabrizio Benedetti, al frente de la Cámara, contra la administración de la canadiense. De hecho los resabios de esta relación complicada se manifestaron días atrás cuando los proveedores locales tuvieron el primer encuentro anual con el secretario de Estado de Minería de San Juan.

Entre los temas más importantes que se abordaron estuvo el de que hay que mejorar la relación entre los proveedores locales con la Barrick. Es que los empresarios de los servicios mineros afirman que la relación es muy cerrada y se torna hasta complicada a la hora de poder prestar servicios de acuerdo a lo que habrían manifestado los empresarios en el encuentro con las autoridades.

De hecho, en la reunión flotó la propuesta que surgió de informar las licitaciones en tiempo y forma para que los hombres de la minería puedan prepararse y participar con sus ofertas. Vale decir que a principios de 2008 hubo una iniciativa desde la Dirección de Desarrollo Sustentable que fue avalada desde el gobierno de San Juan en la que se proponía hacer un registro de licitaciones para ser informadas a los proveedores, al mismo tiempo para que tengan las mismas oportunidades de negocios. Si bien la iniciativa en principio era buena quedó en la nada entendiendo que se tenía que conformar una comisión integrada por la Cámara Minera, los proveedores y el Gobierno, donde se analizada la transparencia del proceso de información.

Por otro lado, el reclamo de un mejoramiento de la relación entre los empresarios proveedores con las mineras viene de larga data y con las complicaciones económicas que se manifiestan en estos tiempos las cosas tienden a magnificarse.

Hay que marcar que en la actualidad el 70% de los proveedores de San Juan ha tenido una notable disminución de la actividad en la actividad a raíz de que no hay por el momento un proyecto minero metalífero en construcción. Es que con la puesta en marcha de Gualcamayo que opera Yamana Gold son muchos los que terminaron sus actividades en la montaña en lo que a servicios mineros se refiere, cosa que produjo un parate casi total en la actividad. Es por esto que todos esperan con ansias que puedan allanarse definitivamente las diferencias políticas entre Chile y Argentina en cuanto al pago de los tributos transfronterizos para que de una buena vez pueda surgir ese gigante binacional que también operará Barrick Gold. De todos modos, en este sector en particular, los problemas se avecinan con fuerza entendiendo que a partir de la resolución de los problemas con acuerdos binacionales como mínimo se necesitarán unos cinco meses para que el proyecto comience con su actividad en materia de construcción del campamento, que es donde se requiere la mayor presencia de proveedores. Durante este tiempo habrá dificultades en muchas empresas del sector a pesar que desde el sector oficial minero se manifiesta que “tenemos proveedores de alta calidad que pueden competir en cualquier parte con sus servicios”.

Esto implica que los hombres de los servicios tengan que adaptarse a las condiciones de los tiempos difíciles y así sobrevivir.

Fuente / El Zonda, Argentina

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena