Raimundo Espinoza: “El CEO y el directorio deben comprender que se necesitan”

May 26, 2012

Asegura que debe haber una mayor afinidad entre ambas partes y que debe haber un cambio de estilo en la relación. Afirma que la salida de Hernández deja en evidencia que las responsabilidades del directorio y administración no están claras.

(La Tercera) A horas de que se conoció la decisión del presidente ejecutivo de Codelco, Diego Hernández, de renunciar al cargo por diferencias con el directorio, el presidente de la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC) y director de la estatal, Raimundo Espinoza, afirma que la compañía tiene que sacar lecciones de lo sucedido, porque es incompatible que no exista una buena relación entre el directorio y cargo de presidente ejecutivo. Al respecto, afirma que es necesario hacer cambios en los estilos de trabajo: “Luego de este remezón, hay que aprender de las experiencias (…) Hay que cambiar el estilo que tienen de operar las dos partes. Tiene que haber una mayor afinidad entre ellos”, dijo.

De la gestión de Hernández, Espinoza destaca su visión de “minero” y su énfasis en hacer crecer la empresa y sacar adelante los “proyectos estructurales”, que requieren de una inversión de US$ 27 mil millones.

¿Con qué sensación se queda tras la salida de Diego Hernández?

La renuncia de Diego Hernández no es buena para Codelco por el momento coyuntural que vive. Se está en plena conversación con Anglo American y se está armando el desarrollo de los proyectos estructurales de Codelco para dar viabilidad a la empresa por los próximos 50 años. Además, porque el directorio de la minera se estaba recién conformando, luego de la nueva ley de gobierno corporativo de 2010.

¿Hay problemas en la aplicación del gobierno corporativo?

No están claras las responsabilidades del directorio y las del gerente. Eso es lo que demuestra la salida de Hernández. Hubo una incompatibilidad entre el CEO y el directorio que preside Gerardo Jofré.

¿En qué se refleja la incompatibilidad?

Este es un directorio joven, que se está iniciando hace poco, frente a un CEO de primer nivel, con experiencia y que se trajo de una empresa privada, con una visión distinta de cómo manejar la empresa. Me imagino que el directorio de BHP Billiton le decía a Hernández esto es lo que usted hace, pero llegó a una empresa del Estado que va a rendir cuenta al Congreso. Tiene que entender las relaciones con el Parlamento y con el gobierno. Eso tiene que aprenderlo.

¿Actuó mal Hernández?

En el tiempo en que estuvo, por ejemplo, fue tratando de acomodarse con el mundo sindical, pero con el directorio no ocurrió lo mismo, porque tenía una visión de la labor del CEO distinta a la del directorio.

¿En qué era distinta?

Se le entregaba cierta responsabilidad y Hernández tenía que rendir y el directorio tenía que analizarlo y evaluarlo. El directorio trataba de meterse más en la gestión de la empresa que el directorio anterior y eso incomodaba a un presidente ejecutivo que venía con otro criterio.

¿Comparte que el directorio tiene que estar más involucrado en la gestión de la empresa?

Comparto que el directorio tiene que definir políticas claras hacia la gestión del gerente, pero hay temas de gestión que son responsabilidades del que está ejecutando dentro de la empresa y que después tendrá que responder si lo hizo bien o mal en temas como la planificación minera o en el desarrollo de los proyectos. Esa es la función y es ahí donde se produjo este tipo de situaciones. Son formas distintas de ver el gobierno corporativo.

¿Cómo actuaba el directorio antes del cambio legal ?

En el directorio antiguo, el presidente ejecutivo era el zar de la empresa, podía hacer todo, tenía todas las atribuciones posibles. El directorio aprobaba el presupuesto y le daba el visto bueno a las inversiones. Hoy, el directorio tiene muchas más atribuciones de fiscalización de la empresa que antes.

¿Estas diferencias se van a seguir dando en la Corporación?

Después de este remezón, que no es menor, todos tienen que sacar algunas experiencias. Me imagino que el nuevo presidente ejecutivo tendrá que sacar conclusiones para seguir trabajando. Thomas Keller debe tener bastante claras cuáles serán las reglas del juego y el directorio también tendrá que tener claro el rol que tiene que cumplir.

¿El directorio debería cambiar la forma en que opera?

Las dos partes tienen que cambiar su forma y tiene que haber una combinación más estrecha y de mayor afinidad entre el CEO y presidente del directorio. Ambos tienen que comprender que se necesitan. Los dos tenían carácter bastante fuerte, pero este no es un tema de personas, aquí lo importante es el futuro de la empresa.

¿Se complica la negociación con Anglo American?

La salida de Diego Hernández deja muy en jaque el tema de alcanzar cualquier acuerdo. Lo que está pensando la opinión pública es que se fue por la negociación con Anglo American. El negociador que llegue debe tener presente que el ex presidente ejecutivo dijo que hay que defender el derecho por el 49% de AngloSur.

¿Cómo ve la labor del presidente del directorio, Gerardo Jofré?

La fortaleza que tiene Gerardo Jofré es que está comprometido con el desarrollo de Codelco, pero puede ser una debilidad el hecho de poner presión para acelerar las decisiones en Codelco. Debe aprender que Codelco es una empresa distinta a cómo opera la banca o una AFP.

Fuente /La Tercera

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena