Radomiro Tomic superará las 400.000 ton. de cobre

May 19, 2011

Con la puesta en marcha del Proyecto Sulfuros Fase I, por una parte, y el inminente agotamiento de los óxidos, por otra, se inicia la era de recursos sulfurados en esta División y, con ello, el camino a las innovaciones en tratamiento.

(MINERÍA CHILENA) La temporada 2010 fue más que positiva para la División Radomiro Tomic (RT), de Codelco. Por segundo año consecutivo sobrepasó las metas de producción alcanzando un total de 309.400 toneladas de cátodos de cobre fino, superando la meta de 304.705 ton planificadas y superando en más de 1.700 ton a la producción de 2009.

Además, con el proyecto Sulfuros de RT Fase I completamente operativo, las cifras se vieron incrementadas por concepto del tratamiento de estos minerales que son procesados en la concentradora de Chuquicamata. “Cuando agregamos las 70.000 toneladas de cobre fino asociado a concentrados e integramos dicha cifra a la ya señalada, derivamos en que la operación del año pasado alcanzó la memorable cifra de 380.000 toneladas de cobre total”, explica el gerente general de esta división, Juan Carlos Avendaño en la edición Nº 359 del mes de mayo de la Revista MINERÍA CHILENA.

Este ingeniero civil mecánico que asumió la dirección de la División Radomiro Tomic (tras el fin de la División Codelco Norte) en noviembre pasado, afirma que “ésta es una mina que ya alcanzó los niveles de sulfuros y cuyas reservas mineras permiten establecer una vida útil para la División RT para los próximos 30 años”, comenta.

¿Cuáles fueron los hitos de 2010?
Lo más importante es que terminamos 2010 con un índice de incidentabilidad muy bueno, uno de los mejores de la Corporación. La tasa global (incluyendo los 900 trabajadores propios a la fecha y 400 contratistas) fue de 1,4. Son muy buenos números, pero hay que seguir trabajando y reforzando la seguridad. El año pasado tuvimos accidentes de alto potencial, por lo que tenemos que sustentar estos buenos resultados, seguir ejerciendo un liderazgo fuerte en esta materia, acompañado por buenos planes de trabajo.Además, las condiciones de producción fueron óptimas. Solamente si consideramos la producción hidrometalúrgica de cátodos, se logró un total de 309.400 toneladas, cifra que corresponde a la más elevada obtenida en el ejercicio anual desde la puesta en marcha de esta planta. Es un récord histórico. En 2009 también había sido un año muy bueno, del cual rescatamos los espacios para continuar mejorando y los resultados obtenidos en 2010 ratifican lo asertivo que fuimos en esta materia.

Optimizaciones
Avendaño destaca una serie de modificaciones realizadas en RT, como por ejemplo “una optimización al interior de nuestra planificación minera metalúrgica que nos permitió administrar en forma más adecuada variables relevantes como las leyes del mineral a planta. En particular, éstas fueron concentradas en los meses de invierno, lo que derivó en una operación de los procesos terminales como la extracción por solventes y la electro-obtención mucho más desestresada, por cuanto los niveles de soluciones provenientes de pilas se encontraban con mayores contenidos de cobre. Dicha filosofía operacional, denominada “Plan de Invierno”, permitió por primera vez erradicar las dificultades estacionales propias del periodo invernal”.

Por otra parte, el ejecutivo agrega que “durante este año consolidamos el tratamiento metalúrgico de los mixtos de RT, proyecto que permitió una producción adicional que superó las 10.000 toneladas de cobre fino. Complementando lo anterior, debemos resaltar por último el excelente desempeño logrado en la recuperación metalúrgica de plantas. En suma, el resultado refleja la buena gestión y dedicación de nuestra gente, la que indudablemente fue fundamental en estos excelentes resultados. De esta forma, estamos haciendo realidad la Carta de Valores de Codelco, en cuanto a la dignidad y seguridad de las personas, trabajo en equipo, excelencia de nuestras labores y sustentabilidad de nuestra División”.

¿Cómo aportaron los minerales mixtos?
Sin lugar a dudas contribuyó en forma importante en la cifra de producción lograda. Este proyecto inició sus operaciones durante 2009 y considera la conminución de dichos recursos para posteriormente disponerlos sobre carpeta en donde son finalmente lixiviados. A la fecha, se estima un volumen del orden de 14 millones de toneladas de minerales mixtos los cuales permitirán obtener producciones por esta vía durante los próximos cinco años.

Además, en junio del año pasado se puso en marcha el proyecto sulfuros RT Fase I, que consiste en un chancador primario y una correa overland de 8,5 km de largo que conecta los minerales de RT con la concentradora de Chuquicamata. Tuvimos, a partir de mediados de junio del año pasado, una puesta en marcha gradual de este proyecto no exento de problemas en el chancador hasta alcanzar las 70.000 toneladas de cobre fino en los concentrados pertenecientes a Radomiro Tomic.

¿Cómo ha sido este tránsito hacia los sulfuros?
Claramente, con la puesta en marcha del proyecto sulfuros RT Fase I en junio del año pasado y con la consolidación gradual de dicha operación lograda en el mismo año, podemos concluir que el tránsito hacia la era de sulfuros es satisfactorio. Nuestra División ha invertido grandes esfuerzos en lograr la madurez de dicha operación. Ello, toda vez que las reservas oxidadas claramente han iniciado su ciclo de agotamiento. De acuerdo con nuestro Plan de Negocio, los óxidos de RT se agotan totalmente en 2017. Sin embargo, estamos encima de una naturaleza muy generosa y hasta el momento tenemos recursos estimados en 5.000 millones de toneladas de sulfuros con una ley media de 0,45%. Nuestras reservas son del orden de 1.800 millones de toneladas de sulfuros de ley promedio 0,5%. Gran parte de dichas reservas serán beneficiadas metalúrgicamente en las concentradoras de Chuquicamata, complementado sus niveles de procesamiento con volúmenes estimados en 60.000 toneladas por día. Y proyectando aumentar dicha cifra durante los años que involucra el cambio a subterránea.

¿Está el proyecto de tener una concentradora propia?
Absolutamente, en la actualidad nos encontramos trabajando en ese proyecto y se prevé iniciar actividades durante 2016. Las cifras indican que los niveles de reservas son suficientes para copar capacidades de Chuquicamata y copar capacidades de una concentradora en División Radomiro Tomic. Calculamos que trasladando 60.000 toneladas diarias hacia la concentradora de Chuquicamata o incluso 100.000 hasta el 2038, aún nos quedan remanente de sulfuros del orden de casi 1.000 millones de toneladas. En este contexto, para poder consumirlas es que nos encontramos desarrollando el Proyecto Sulfuros RT Fase II, que se encuentra en su etapa de prefactibilidad y proyecta un volumen preliminar de procesamiento de 200.000 toneladas por día. Por supuesto, la capacidad final de esta concentradora será materia de las ingenierías y los diferentes escenarios que estamos analizando.

Innovando
¿Piensan avanzar hacia relaves espesados?
El diseño del proceso en que nos encontramos trabajando considera una concentradora de última generación; por ello, indudablemente, los relaves proyectados corresponden a relaves espesados. Si bien dicha definición aún es materia de análisis, claramente el estado del arte en esta materia nos indica que entre un relave espesado y uno tradicional hay varios litros de agua por segundo que no podemos perder y, por lo tanto, es mejor tener relaves con un 68% de sólido. Por otra parte, un diseño de relaves espesados es bastante más amigable ambientalmente.

Dentro de los proyectos está el traer agua de mar. ¿La utilizarán desalada o sin procesar?
La definición es materia de análisis; sin embargo, estamos pensando en las dos posibilidades: desalarla en la costa o mandar agua salada con todo lo que implica. Como comentaba, nos encontramos realizando los estudios de trade off, para los cuales se han considerado otros factores como, por ejemplo, el procesamiento y recuperación de molibdeno, el cual aparentemente es más conveniente tratarlo con agua desalada.

En el transporte de esta agua desde la costa, ¿no podrían aliarse con las divisiones vecinas?
Por supuesto. En estos momentos es parte de lo que se está analizando. Cuando uno mira RT y el proyecto Fase II y sus necesidades, no hay ninguna duda de que se están evaluando los suplementos de agua que Chuquicamata pudiera necesitar y también de Ministro Hales. Sin embargo, cada escenario debe ser analizado individualmente y justificado en su propio mérito.

¿Seguirán aprovechando las sinergias con Chuquicamata?
Nuestras proyecciones actuales indican que no hay motivo aparente para no seguir colaborando conjuntamente. Cuando lleguemos a tener una concentradora propia, ésta va a tener la última tecnología, por lo que tendremos un costo de benchmarking. Pero, por otro lado, habiendo tanto mineral y teniendo una concentradora con capacidad de 180.000 toneladas diarias en Chuquicamata, que está disponible, hay que seguir copándola con mineral proveniente de RT. Hoy, nuestros planes indican que vamos a seguir alimentando con mineral a Chuquicamata hasta 2038 y, en el mismo horizonte, también podemos copar el resto de las reservas que tenemos en una concentradora propia.

Cuando comience a extraerse solo sulfuros, ¿eso significa producir 100% concentrado?
En un principio sí. Ahora, en este proceso también estamos impulsando el desarrollo de algunas nuevas tecnologías. Estamos viendo las posibilidades de lixiviar el concentrado y así aprovechar las capacidades de la planta EW que ya está instalada. Estamos impulsando algunas iniciativas para ver cómo podemos ajustar o desarrollar tecnologías que sean factibles técnica y económicamente. En este ámbito, estamos desarrollando una prueba industrial para biolixiviar sulfuros; hoy tenemos en operación una planta industrial prototipo que nos permite inocular bacterias y ver si podemos, incluso, lixiviar directamente en pila los sulfuros primarios. Estas pruebas se han realizado en otras operaciones mineras, pero nosotros vamos a trabajar con una bacteria propia y eso nos da mayores posibilidades de éxito. Lo relevante es alcanzar buenos niveles de recuperación. Estamos en una alianza con BioSigma y el proyecto es para los próximos tres años. Si eso funciona bien podríamos biolixiviar los sulfuros primarios (esencialmente calcopiríticos) y eso sería un salto muy grande, no sólo para RT, sino para la industria.

Hacia el futuro
Con el inicio de la Fase II, ¿se espera mantener o aumentar los niveles de producción?

En los próximos cuatro o cinco años, las producciones de RT, entre sulfuros y óxidos van a ser altas, sobre 400.000 toneladas por año. Para este año, tenemos la meta de 440.000 toneladas y la pone en el referente de Codelco como una de las divisiones que tiene los mayores aportes de cobre fino en la Corporación. Con los óxidos tendremos 302.000 toneladas y con los sulfuros 142.000 aproximadamente. Cada vez más los sulfuros van ganando terreno porque todo el desarrollo de la mina apunta a eso.

¿Cómo se perfila RT respecto de la Corporación?
Creciendo con firmeza. En los próximos cuatro o cinco años y hasta que se agote la ley de óxido, nos mantendremos en torno a las 400.000 toneladas. Éste es el primer año en que vamos a afianzar ese número y va a ser una de las producciones más altas de la Corporación. Y después el desafío es mantener ese número con los sulfuros y ahí hay que buscar la mejor forma de hacerlo. Si nos resulta la biolixiviación, apilamos los sulfuros y podemos hacer que la planta de EW siga operando. Si no logramos los niveles de recuperación que buscamos, estamos tras la planta concentradora y eso nos da la posibilidad de vender como cobre fino o, si el costo es apropiado, lixiviaremos el concentrado y lo pasaremos a cátodos. Pero RT crece y se mantiene en 400.000 toneladas hasta 2017 y luego debemos formular todos los planes que sean necesarios para poder mantener ese número. Llegaremos a los 400.000 y de ahí no bajaremos. Además, debemos mantener nuestra campaña de sondaje para continuar en la búsqueda de renovar nuestras reservas mineras y de seguro encontraremos más mineral.

Fuente/ MINERÍA CHILENA

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena