Preocupación por desgaste de aguas en salares

Feb 19, 2007

A la luz del último informe de Panel Intergubernamental de Cambio Climático.

A raíz del último informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, el jefe de Climatología de la Dirección Meteorológica de Chile, doctor Jorge Carrasco, expuso su inquietud ante lo que define como desgaste de las aguas en los salares de Atacama.

Carrasco explicó que el subsuelo del Desierto de Atacama se abastece a través de precipitaciones, como cualquier otro lugar del planeta con presencia de agua, y aclara que «no necesariamente se trata de precipitaciones que ocurrieron el día de ayer y ahora están disponibles», sino de un ciclo donde los glaciares de la alta cordillera juegan un rol destacado.

Alteración

El científico indicó que un ciclo natural como el de esta zona del desierto sólo se puede alterar si existe la presencia de un agente externo y agregó que una mayor explotación de agua requiere a la vez más cantidad de precipitaciones, las que en todo caso podrían estar disponibles dentro de los próximos 20 a 100 años.

Esto, de cumplirse la interpretación que hace el doctor Carrasco del último pronóstico del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, IPCC, relacionado con un posible incremento del régimen monzónico de América del Sur, lluvias provenientes de Bolivia y del norte de Argentina en la cordillera de las regiones de Tarapacá, Antofagasta y Atacama.

«Uno podría pensar que es bueno porque habría más recursos de agua en ese sector, pero también se espera un aumento de la temperatura, lo que significa una mayor evaporación», advirtió, señalando que existen más probabilidades que precipite en forma de lluvia que de nieve, lo que facilitaría el escurrimiento y gasificación del líquido desde la montaña.

«Para mí, en resumen, cualquier consumo que rompa el equilibrio, contribuye a una disminución a largo plazo del agua subterránea», puntualizó el meteorólogo. Sostuvo que los niveles de precipitación en la cordillera oscilan entre los 80 y 400 milímetros al año y que existe un incremento del fenómeno a mayor altura, es decir, «hacia el lado argentino».

Riesgos

Jorge Carrasco opina que «la fuente de origen del agua subterránea podría verse afectada», pues existe un riesgo real de adelgazamiento de los glaciares y alza de las precipitaciones en la cordillera del norte de Chile, como consecuencia del fenómeno del Calentamiento Global.

De acuerdo a las conclusiones del Panel celebrado en París, la Tierra aumentará su temperatura en 6,4 grados a fines del Siglo XXI.

Fuente / El Mercurio de Antofagasta

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena