«No quería ni llorar para no perder fuerzas en el pique»

Mar 27, 2009

Por segunda vez, se realizará la Conferencia Internacional de Exploración Minera, evento que será producido por Minería Chilena.

(El Diario de Atacama) Nelson Enrique García Ossandón, cayó en un pique minero en las cercanías de Diego de Almagro y estuvo atrapado por cinco días sin atención médica y sin alimentos. Este dieguino de 40 años resbaló hacia el interior de el hoyo mientras intentaba tomarse una fotografía que resultó ser la más larga y oscura de su vida.

Quiso ubicarse en un buen lugar para cumplir su objetivo, casi al borde de un túnel, pero dio un paso en falso y cayó a una altura de 30 metros.

«Yo no vi que el hoyo que estaba ahí. Sentí la velocidad cuando iba cayendo y no sabía en que iba a terminar. Afortunadamente, sólo tenía algunos golpes en la cabeza. Cuando toque fondo estaba todo oscuro por lo que alumbre con el celular, el que no tenía cobertura, después de eso comencé a escalar y como no pude, me di cuenta de que no tenía ninguna posibilidad de salir».

En esos días sintió mucha sed, bajó varios kilos, y cuando cumplió cuatro días dentro del pique su ánimo comenzó a decaer.

«Yo estaba comenzando a perder la esperanza, quién me iba a encontrar en ese hoyo.

Era casi imposible. El viernes me despedí de mi familia y dije hasta aquí no más llegué, y me dispuse a intentar dormir para terminar con todo. Como a las seis de la tarde sentí ruidos y de inmediato comencé a gritar a pedir auxilio. Ahí sentí la alegría más grande de mi vida»,
Las paredes eran demasiado lisas, era imposible escalar y Nelson, ni siquiera se permitía llorar para no perder fuerzas. «Aunque cada vez, que me acordaba de mi familia, se me llenaban los ojos de lágrimas, pensaba en cada una de mis cinco hermanas y cuando me acordaba de mi madre se me venía todo abajo».

Ni siquiera sabía si lo estaban buscando. A pesar de ello sus familiares habían dado aviso a las autoridades y se había desplegado una intensa búsqueda en el sector. En ella trabajaron efectivos de la PDI de Chañaral así como también de la Brigada de Homicidios de Copiapó.

Hoy después que esos cinco días de terror que sólo continúan en sus recuerdos, Nelson García viajó hasta Copiapó para agradecer a la policía las diligencias que permitieron su rescate.

Fuente / El Diario de Atacama

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena