Lorenzo Constans: «El gobierno ha tomado un liderazgo en energía, pero al mirar los resultados, el saldo es negativo»

Nov 15, 2012

El timonel de la máxima cúpula empresarial sostuvo que, en materia energética, el país se encuentra en la misma “encrucijada” de hace dos años.

(La Tercera) Ad portas de cumplir en diciembre los dos años estipulados para liderar la máxima cúpula empresarial, el presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Lorenzo Constans, hace un balance de su gestión y del principal desafío que tomó al asumir: la energía.

– ¿Con qué sensación culmina su período al mando de la CPC?
Al ver los resultados, la verdad es que no es para estar satisfecho. Podría estarlo de las gestiones, de cómo se planteó el tema energético, pero después de dos años, Chile está en la misma encrucijada. El gobierno ha tomado un liderazgo mucho más claro y proactivo, pero al mirar los resultados concretos, el saldo es negativo.

– ¿Qué falló?
Cuando uno no logra el objetivo, nunca hay una sola razón. A partir de lo que hemos visto, se puede concluir que hay consenso en que se requiere resolver el tema energético. Quizás es en la forma donde cuesta ponerse de acuerdo. Falta un acuerdo oficial, transversal, de todos los actores (…) si uno dijera que la CPC lo pudo hacer mejor, claro. A lo mejor yo podría decir que como presidente también lo pude haber hecho mejor. De todas maneras, hay que reconocer que le pusimos empeño. Uno actúa de acuerdo con las capacidades. A veces, a muchos les gustaría que uno fuera un poco más duro, pero lo que importa es el beneficio final.

– ¿El gobierno cumplió con sus expectativas?
Cada uno cumple su rol. El gobierno está para las directrices generales del país y nosotros para representar las inquietudes y sensibilidades del empresariado. He escuchado que el gobierno estuvo alejado de los empresarios, pero voy a dar un hecho concreto: no hemos tenido comité ejecutivo sin autoridades para escucharnos. Las decisiones se van tomando según el escenario que se va dando, y el país de ahora no es el mismo de hace 10 o 15 años; es mejor.

– La última central hidroeléctrica con embalse fue Ralco, que se inauguró en 2004. ¿Por qué hoy es más difícil concretar un proyecto de ese tipo?
Porque la sociedad va evolucionando, y la preocupación medioambiental es totalmente distinta que antes.

– ¿Cómo debe abordar el sector privado este nuevo escenario?
Las empresas han ido aprendiendo que deben vincularse más con las comunidades. Debería haber una interacción más fuerte. Los proyectos se demorarán más en ser aprobados y nos deberemos acostumbrar a conversar con las comunidades.

– ¿De qué manera?
Si uno hace un análisis de dónde están ubicados los grandes proyectos, por lo general están en estructuras institucionales débiles, en comunas pequeñas… Un acercamiento puede traer beneficios para ellas, en educación, salud, etc. Esas comunidades quizás no sienten que tiene beneficios. A lo mejor hay que ser ingeniosos en permitir que haya mayor cercanía, aunque la oposición permanente a los proyectos nos va a pasar la cuenta en un futuro.

– ¿Es necesario legislar para que los grandes proyectos realicen aportes a las comunidades?
Más que un aporte económico y poner un piso a la negociación, las comunidades deberían tener una participación más activa en la discusión del proyecto, y las empresas, fomentar el diálogo para que entiendan sus beneficios. Todos los proyectos tienen algún costo, decir que no es engañarse, pero lo que está claro es que el beneficio para una comunidad en algún momento puede ser superior.

– ¿Qué tan lejos está la meta de ser un país desarrollado?
El Presidente siempre ha dicho que es llegar a los US$ 20 mil per cápita. A esa condición le agrego que debe haber un desarrollo humano. Para que Chile llegue a ser estable y sustentable en el tiempo, debe mejorar la educación.

– ¿Debe asumir un nuevo rol el empresariado?
Las empresas lo han ido entendiendo y lo están haciendo bien. Ahí me atribuyo un déficit. Quizás uno podría ser un vocero de contar las enormes cosas que el sector privado hace por el bien de la comunidad. A veces pareciera que el empresariado es un grupo de gente insensible que no se preocupa, pero no es así.

– Tras la postergación de la elección de la CPC para enero, ¿es una alternativa que usted permanezca más allá de ese plazo en el cargo?
El escenario que analizamos es el que estamos viviendo hoy. Los otros, es probable que se tengan que discutir, pero cualquier cosa que diga tiene que ser convenida y conversada con los presidentes de rama. Uno tiene que ir adaptándose de acuerdo a las circunstancias.

– ¿Cuáles son los retos para la próxima administración?
El escenario del próximo año va a ser 90% de discusión política. Ahí es donde digo que no nos olvidemos de los temas de fondo. Nos preocupa que los proyectos se demoren.

Fuente / La Tercera

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena