Lo que espera en 2007 a los proyectos energéticos claves

Ene 15, 2007

El proyecto para construir centrales eléctricas en la XI Región deberá comenzar a enfrentar su compleja tramitación ambiental.Mientras la construcción de la planta de GNL de Quintero entrará en tierra derecha, las exploraciones en Magallanes deberán dar resultados.

El 2007 será un año de trabajo a toda máquina para el proyecto de construir una planta regasificadora de Gas Natural Licuado (GNL) en la bahía de Quintero.

El proyecto GNL -en el que participan Enap, Endesa, Metrogas y BG- deberá iniciar su construcción a firme durante el primer trimestre de este año, con la intención de poder tener operativa la fórmula de «fast track» hacia fines del año 2008, con el fin de respaldar, principalmente, el suministro de gas argentino para el consumo domiciliario.

Por esto, ya en marzo deberían comenzar a verse las primeras obras de construcción concreta del terminal y los estanques en los terrenos de Enap en Quintero.

En efecto, en términos prácticos, la idea del proyecto es poder contar con GNL a mediados de 2008, mediante una fórmula de fast track, que contempla construir un primer estanque de 2 millones de m3 diarios de almacenamiento y que luego se sumará a los estanques definitivos que tendrán capacidad para 10 millones de m3 día, que estarán terminados en 2009 y que permitirían satisfacer cerca del 40% de la demanda de gas natural del país.

Para lo que será la construcción, el «pool de consumidores» contrató a Chicago Bridge and Iron (CB&I), bajo la modalidad de «llave en mano», con precio y plazo firme para el diseño, construcción, montaje y puesta en servicio del terminal.

Aisén: año de estudios ambientales

El megaproyecto hidroeléctrico que Endesa y Colbún planean en la región de Aisén comenzará a vivir su prueba de fuego durante 2007: la tramitación de su Estudio de Impacto Ambiental (EIA), lo que, de seguro, será el punto más conflictivo en la historia del proyecto.

Las eléctricas -a través de su sociedad conjunta HidroAysén- tienen previsto presentar el EIA durante el último trimestre de 2007. Para esto es que las firmas han estado trabajando en los estudios de la Línea de Base Ambiental, operación que ha estado a cargo de 10 instituciones académicas del país.

Las cuatro centrales hidroeléctricas en los ríos Pascua y Baker -las que tendrán una capacidad conjunta de 2.400 MW y requerirán una inversión de US$ 2.500 millones- deberán enfrentar, de paso, la oposición de los grupos ambientalistas durante su tramitación..

Por ahora, el acento está puesto en la segunda campaña de estudios de ingeniería que se extenderá hasta mayo de este año, y a la que acudirán unos 100 especialistas. Esta campaña -a diferencia de la primera- estará en que la empresa ya contará con la concesión provisional para poder acceder a los terrenos.

El desarrollo de este proyecto representa más del 30% de toda la energía eléctrica con que hoy cuenta la zona central del país, y su desarrollo, según especialistas, es clave para poder dar abasto al crecimiento de la demanda eléctrica, la que se expande a tasas del 6% anual.

Lago Mercedes: año de resultados

Resultados concretos. Eso es lo que, sí o sí, se le exigirá al proyecto de exploración de gas que la petrolera estatal Enap desarrolla en el bloque Lago Mercedes, en la Región de Magallanes. Durante 2007 se sabrá definitivamente cuál es la magnitud de las reservas de gas en el área y si éstas alcanzan para abastecer sólo a la región, a las operaciones de Methanex o también al resto del país.

Según lo señalado por Enap, de esto sólo existirá certeza a mediados de año. La compañía trabaja hoy en las perforaciones del pozo LM3, en el que ya ha avanzado hasta los 2.500 metros, mientras que alista los trabajos del pozo LM4. Sólo una vez que este último esté perforado se definirá su plan de desarrollo.

Con todo, los planes de Enap para seguir invirtiendo en la zona avanzan a paso firme. De hecho, la compañía tiene previsto invertir cerca de US$ 85 millones durante 2007 en los trabajos de exploración en Lago Mercedes. Esta cifra representa el 74% de los recursos que destinará Enap a todo su plan de exploraciones en Magallanes en 2007, el que alcanza los US$ 115 millones, cifra que supera en 32% los montos de 2006.

Pero Magallanes también deparará otras sorpresas en 2007. Enap evaluará el segundo modelo de Baquedano I, en el bloque Dorado Riquelme, y también este año se lanzará la licitación internacional de bloques para que puedan participar compañías privadas internacionales en este negocio.

Fuente / El Mercurio

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena