Invierno 2012 termina sin que ninguna capital regional haya revertido su déficit de lluvias

Sep 24, 2012

Según la Dirección Meteorológica de Chile, las zonas norte y central del país esperan precipitaciones en niveles habituales y ligeramente bajo lo normal.

(El Mercurio) El popular adagio de que en Fiestas Patrias siempre llueve se confirmó este año con especial intensidad en ciudades como Valdivia, Osorno y Puerto Montt, donde las precipitaciones fueron una constante durante las celebraciones. El sol no se apareció por las fondas de Los Ríos y Los Lagos, ahuyentando de paso a miles de visitantes.

Pero esto ni siquiera pudo revertir el déficit de lluvias que persiste tanto en esa zona como el resto del país, con lo que el invierno 2012 terminó sin que retornara la normalidad pluviométrica.

Y el pronóstico para los próximos meses no cambiará este escenario, pues la primavera tampoco aportará lluvias relevantes.

Según la Dirección Meteorológica de Chile, las zonas norte y central del país esperan precipitaciones en niveles habituales y ligeramente bajo lo normal.

«Eso significa que entre las regiones de Arica-Parinacota y el Biobío se darán algunos eventos durante septiembre u octubre, pero serán débiles y de poca intensidad», explica la meteoróloga Edita Amador.

Sólo en la zona sur, entre La Araucanía y Los Lagos, habrá precipitaciones por sobre lo normal, pues en Aysén y Magallanes, las regiones del extremo austral, serán bajo lo habitual.

«El déficit en todas las regiones no debería alterarse mucho, lo que agrava el escenario hídrico para el verano que viene. Actualmente, sólo las estaciones de Calama, en la Región de Antofagasta, y de Balmaceda, en Aysén, mantienen niveles de superávit, que de todas maneras son bajos», agregó Amador, explicando que hay un 69% de probabilidades de que el fenómeno de El Niño se presente en los próximos tres meses, aunque con lluvias propias de la primavera.

Temperaturas
Otra característica del invierno 2012 fueron las temperaturas irregulares, pues en varias ciudades hubo mínimas y máximas por sobre lo habitual. «Fue un invierno totalmente variable. Ahora y durante los próximos meses se espera que desde Coquimbo al norte se presenten temperaturas por sobre la norma, con algo más de calor. La zona central tendrá niveles normales y el sur temperaturas bajo la norma», concluye Amador.

Zonas de catástrofe y embalses en rojo completan difícil panorama
En algunos lugares del país, como la Región de Coquimbo, la sequía se extiende por más de siete años. Allí, diez de sus quince comunas están declaradas Zona de Catástrofe, y los expertos coinciden en que deberán pasar varios años lluviosos para que las reservas de agua se recuperen completamente.

La misma situación se repite en tres localidades de la Región de Valparaíso: Petorca, La Ligua y Cabildo, y en menor medida en 108 comunas del país que han sido declaradas como zonas de emergencia agrícola. En esos lugares, el abastecimiento de agua es acotado, por lo que el Ministerio de Obras Públicas está aumentando los fondos para maximizar el uso de los recursos hídricos.

En paralelo, los embalses del país alcanzaron durante el último mes, en promedio, niveles 49% inferiores a sus promedios históricos, y 11% menores en comparación a la misma fecha de 2011.

Entre las reservas con índices más preocupantes, destaca la situación del embalse Santa Juana, en la Región de Atacama, que actualmente sólo cuenta con un 29% de su promedio histórico. El sistema Puclaro, en Coquimbo, mantiene un 12% de agua embalsada, mientras que el sistema La Paloma, de la misma región, también tiene niveles críticos. Más hacia el sur, se estima que el embalse Laguna del Maule sólo cuenta con un 21% de su promedio, mientras en el del lago Laja, en el Biobío, los niveles de agua estarían en torno al 23%.

Fuente / El Mercurio

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena