Informe Global de Política de Innovación clasifica a Chile en un nivel medio-bajo

Jun 4, 2012

Estudio hecho por la Fundación Tecnología de la Información e Innovación y la Fundación Swing Marion Kauffman.

(Diario Financiero) El próximo será el año de la innovación y el gobierno está realizando variados esfuerzos para impulsar diferentes medidas en esta materia. De hecho, recientemente se realizó la primera reunión del Comité de Ministros de Innovación, que congregó a los titulares de Economía, Pablo Longueira, de Educación, Harald Beyer, del Trabajo, Evelyn Matthei y de Minería, Hernán de Solminihac.

Pero a pesar del esfuerzo, Chile no está bien posicionado en esta área, según el Índice Global de Política de Innovación, realizado por la Fundación Ewing Marion Kauffman y la Fundación Tecnología de la Información e Innovación (ITIF), un think tank con base en Washington (EEUU) que se centra en la innovación, la productividad y la economía digital.

El estudio que en términos globales posicionó a Chile en el rango medio-bajo, analizó y comparó la efectividad de las políticas de innovación de los gobiernos de 55 países, de la Unión Europea, OCDE, Apec y BRIC (que reúne a Brasil, Rusia, India y China), basándose en 84 indicadores agrupados en siete áreas: comercio; ciencia e I+D; competencia del mercado interno; derechos de propiedad intelectual; TIC; compras del sector público; y la apertura a la inmigración altamente calificada.

Como líderes quedaron Canadá y Singapur, que registraron un nivel Alto en los siete indicadores, seguidos por Dinamarca. A éstos, se suman otros 15 países que obtuvieron las más altas calificaciones. El informe clasifica a otros 15 países en un nivel medio-alto; a 13 en el medio-bajo y a nueve en el nivel más bajo.

En los dos escalafones más altos no hay naciones latinoamericanas. En el tercer nivel sólo están Chile y Brasil y en el nivel más bajo, Argentina, México y Perú.

Chile en el ranking
Pablo Shehadeh, business developer de Innspiral Moves, explica que aunque el estudio muestra que “estamos en desventaja en estrategias de innovación, nos encontramos en un contexto cada vez más proclive al desarrollo de nuevos negocios y, desde ese punto de vista, las estrategias gubernamentales, si bien han sido positivas, se deben fortalecer para materializar sus resultados en un mediano plazo”.

Al evaluar cada uno de los puntos del ranking, el experto explica que respecto a las Políticas de Apertura de Mercado e Inversión Extranjera, donde Chile obtuvo el más alto puntaje, el país destaca porque tiene gran apertura comercial, facilitando que “ingresen nuevos negocios y que los emprendimientos locales tengan alcance global”, explica.

Respecto de Ciencia e I+D, el país está en un nivel medio-bajo. Shehadeh dice que estas políticas “deben ser acompañadas con el diseño de modelos de negocio que permitan capturar el valor generado, ya que sin la veta comercial, las inversiones en I+D son poco efectivas para efectos de innovación y de resultados económicos”.

En Competencia Local e Ingreso de Nuevos Competidores, la calificación fue medio-bajo, lo que se explica porque el mercado chileno se caracteriza por estar altamente concentrado”, según Shehadeh.

Sobre Protección a la Propiedad Intelectual, Chile está en un nivel medio-alto, ocupando el primer lugar del ranking de registro de marcas comerciales, con 218 solicitudes por cada US$1.000 millones del PIB. Además, se están implementando varios cambios para fomentar la innovación y el emprendimiento.

En políticas digitales, Chile posee un nivel medio-bajo, lo que en opinión del experto, se refleja en la velocidad de descarga de Internet. Para él, esta materia es importante ya que se ha descubierto una “corrrelación entre ancho de banda y crecimiento económico y social”.

En Transparencia de Adquisiciones Gubernamentales, Chile posee un nivel medio-alto; mientras que en Políticas de Apertura para la Inmigración de Talentos, aparece en un nivel medio-bajo, a pesar del programa Start-Up.

“Debemos desarrollar estrategias para retener y que los proyectos no sólo se desarrollen, sino que se implementen y rentabilicen en el mercado”, afirma.

Shehadeh concluye que se confunde innovación con investigación y desarrollo y, en ese sentido, “Chile debe alinear sus políticas gubernamentales para que su inversión en I+D sea el medio para alcanzar el objetivo de lograr crecimiento económico a través de la innovación”.

Fuente / Diario Financiero

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena