Inca de Oro: puerta de América para PanAust

Jul 25, 2011

La minera decidió comenzar desde Chile sus negocios en este lado del mundo de la mano de un proyecto con potencial de producción anual de más de 50.000 ton de cobre y 40.000 onzas de oro.

(REVISTA MINERIA CHILENA)A comienzos de este año, el Gobierno dio luz verde al traspaso del 66% de la propiedad del proyecto Inca de Oro por parte de Codelco a la minera australiana PanAust. La estatal había llamado a una licitación internacional por dicho porcentaje de la propiedad en 2008, y a comienzos de 2010 se confirmó que el directorio de la corporación estatal había aprobado una oferta vinculante efectuada por la firma oceánica por US$55,3 millones.

Desde el año pasado Francisco Tomic encabeza el arribo de la firma australiana al país como presidente ejecutivo y gerente general de PanAust Sudamérica. El ejecutivo, con más de 20 años de experiencia en la minería, se desempeñó en Codelco desde 2002 siendo vicepresidente corporativo de desarrollo humano e inversiones. “Es una oportunidad única el poder crear una compañía y un proyecto de cero. Fui el primer empleado de PanAust en Sudamérica y me ha tocado montar la empresa pero, además, he sido partícipe desde la creación del proyecto Inca de Oro. Estar en estos dos procesos ha sido un gran desafío profesional y personal”, manifiesta Tomic.

La compañía internacional
PanAust es una empresa inscrita en la Bolsa de Valores de Australia, que acaba de pasar al grupo de las ASX 100, que reúne a las empresas más importantes de ese país. Tiene su base en Brisbane y sus principales activos están en Laos, Tailandia y, recientemente, en Chile.

“La compañía tiene una capitalización de mercado del orden de los US$2.300 millones y su mascarón de proa es su operación de Pu Kham, que está en Laos, y que produce del orden de 56.000 TMF de cobre por año”, explica Tomic. La firma tiene, además un proyecto de oro y plata en ese mismo país asiático denominado Ban Houayxai, el cual ya está en construcción. También en el sudeste asiático PanAust cuenta con el proyecto de cobre de Puthep en Tailandia, que tiene un potencial de 25.000 a 30.000 TMF por año.

En Sudamérica su primer paso es el proyecto Inca de Oro. “Cuando una empresa minera que privilegia sobre todo el cobre quiere desarrollarse en grande, su escenario natural es Sudamérica y, en particular, Chile”, afirma Francisco Tomic. El ejecutivo destaca que en este proyecto “se está juntando el más grande productor de cobre del mundo con una empresa de tamaño mediano que está entre las más grandes de Australia. Para nosotros es un gran desafío demostrar que somos capaces de construir y operar de manera eficiente, a tiempo y con buenos costos un yacimiento del tamaño de Inca de Oro, en una región minera por definición y en un entorno comunitario y ambiental muy sensible”, indica Tomic.

Según el ejecutivo, el proyecto de PanAust en Sudamérica es generar una empresa autosustentable, “que sea capaz de levantar sus propios recursos para manejar sus proyectos y, al final del día, ser una entidad con capacidad de manejo financiero, manejo operativo y manejo inversional”.
Para seguir dando pasos en ese sentido, la minera ha estado sondeando posibilidades de nuevas inversiones en América del Sur. “Estamos visitando proyectos dentro y fuera de Chile. Inca de Oro es el primer proyecto y la idea es expandirnos una vez que identifiquemos buenas oportunidades de inversión para diversificar nuestra cartera de proyectos. En Chile estamos viendo posibilidades en todas las regiones mineras”, informa.

Características del yacimiento
El yacimiento de Inca de Oro se emplaza al este del pueblo del mismo nombre en la Región de Atacama. Está a 103 km al noreste de Copiapó, a 100 km al suroeste de El Salvador y a 45 Km al sur de Diego de Almagro.

El representante de PanAust informa que el depósito corresponde a un sistema de cobre porfírico, con una mineralización compuesta de cobre, oro y molibdeno, que se encuentra bajo 30 a 80 metros de gravas post mineralizadas. Para una ley de corte de 0,2%, los recursos del depósito ascienden a 86,5 millones de ton de óxidos con una ley media de 0,63% CuT y 0,13 g/t de oro, y recursos sulfurados de 683,2 millones de ton con un promedio de 0,32% CuT y 0,09 g/t de oro.

Francisco Tomic indica que cuando PanAust ingresó a este proyecto, Codelco había finalizado los estudios de prefactibilidad. “En este momento Inca de Oro está en etapa de estudios de factibilidad. Estamos en este minuto haciendo sondajes geometalúrgicos, geotécnicos e hidrológicos. Además, estamos trabajando en el estudio de impacto ambiental”, especifica.

De acuerdo con el análisis económico que realizó la minera, la opción de extraer los recursos de Inca de Oro vía explotación subterránea no presenta ventajas económicas, debido a que el inventario de reservas es prácticamente similar al caso de explotación a rajo abierto. Por otra parte, la opción de explotación subterránea presenta costos de inversión y operación mayores comparada con la opción de rajo abierto. Según Tomic, es muy probable que se decidan por una explotación a rajo abierto, pero la decisión no está tomada aún. “Eso es parte de lo que veremos en el estudio de factibilidad con más detalle, todo eso está en etapa de estudio en este minuto”, declara.

Según los plazos que maneja la compañía, la construcción del proyecto se iniciaría en el primer semestre de 2013 y el ramp up está proyectado para el segundo semestre de 2014. “La inversión aproximada del proyecto, sin considerar el beneficio del recurso oxidado de cobre ni la recuperación de molibdeno, es de 450 a US$500 millones.

Esta cifra será confirmada al final del estudio de factibilidad”, destaca el máximo ejecutivo de PanAust Sudamérica.

En cuanto al potencial de producción, Francisco Tomic indica que en cobre esperan alcanzar unas 50.000 TMF anuales, mientras que en oro proyectan unas 40.000 onzas. En cuanto al movimiento de mineral, el profesional estima que este será del orden de 12 millones de ton al año.

El camino a la operación
Para el desarrollo de Inca de Oro, Francisco Tomic resalta que enfrentan retos que son comunes hoy en día para cualquier proyecto minero y otros más específicos. Entre los desafíos comunes destaca la disponibilidad de recursos hídricos, de suministro eléctrico, de capital humano y el desafío de optimizar los costos de construcción para hacerlo rentable en razón de que se trata de un yacimiento de baja ley. “Bajo este escenario de precios Inca de Oro resiste, pero tenemos que ponernos en un escenario más conservador de precio del cobre de largo plazo”, analiza.

“Estamos viendo el tema eléctrico en profundidad, la estabilidad y disponibilidad de energía es fundamental para nosotros. En cuanto a recursos hídricos, estamos viendo las opciones, incluyendo el uso de agua de mar. Y desde el punto de vista de capital humano nos gustaría tener la mayor cantidad de gente de Inca de Oro, Diego de Almagro y Copiapó trabajando con nosotros en el minuto que decidamos hacer la construcción y operación de la faena”, declara Francisco Tomic.

Profundizando en el tema de capital humano, el ejecutivo afirma que estudiarán sus capacidades para formar trabajadores, y descubrir talentos, “lo que efectivamente es escaso porque la minería es fuerte en esta zona. El capital humano es tal vez el desafío más importante para nosotros porque es donde la compañía deja más valor en la región”, manifiesta.

En cuanto a desafíos específicos del proyecto el ejecutivo pone de manifiesto la cercanía del proyecto con la comunidad de Inca de Oro. “Está a 300 o 400 metros de donde va a estar la operación, lo que nos lleva a tener una preocupación muy especial por el tema comunitario y la sustentabilidad. Estamos estudiando experiencias exitosas, y en esto quiero destacar la generosidad de los colegas mineros, hemos visitado Esperanza, Pelambres, Candelaria, RT, Chuquicamata, todas operaciones que han sido extraordinariamente generosas en mostrarnos, por ejemplo, operaciones con agua de mar, nuevos sistemas de correas transportadoras y de equipos pesados, y estaremos visitando Carmen de Andacollo porque entendemos que la experiencia comunitaria ahí ha sido muy exitosa”, destaca Tomic.

Según el máximo responsable del proyecto Inca de Oro, para PanAust el tema de manejo de stakeholders es fundamental. “Lo primero es ser muy responsables y cumplir con la legislación chilena, pero además como PanAust somos tremendamente sensibles al tema. Esta empresa ha ganado por dos años seguidos reconocimientos como la mejor empresa en temas de sustentabilidad en el sudeste asiático, este es un historial que queremos realzar en Chile”, señala.

Francisco Tomic afirma que ya han comenzado su acercamiento con líderes locales y regionales de Atacama para explicarles en qué etapa del proyecto se encuentran y cuáles serán los pasos que buscan dar. “Nos parece que la fluidez y la transparencia de la información es fundamental al minuto de querer generar confianzas con la comunidad que a uno lo acoge y por último ser respetuoso de esa comunidad, tener presente siempre que tenemos que construir en conjunto este proyecto, no se construye contra la comunidad sino con la comunidad”, puntualiza.

FUENTE /MINERIA CHILENA

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

    Suscríbase al Newsletter Minería Chilena

    * indicates required