Hidroaysén se toma el debate y candidatos presidenciales apuestan a la diferenciación

Nov 15, 2012

Ayer los postulantes a La Moneda que representan gran parte del espectro político, incluidos independientes, plantearon sus posturas no sólo respecto de este megaproyecto sino también del desarrollo que deberá tener la matriz energética del país de cara al futuro.

(Diario Financiero) Aún cuando queda un largo trecho por recorrer en la carrera presidencial, el proyecto Hidroaysén se ha instalado como la piedra angular en la diferenciación de quienes hoy ya están en campaña con miras a 2013. Tras los dichos del pre candidato de RN, Andrés Allamand, quien en entrevista el domingo pasado en TVN, dio por muerto el proyecto hidroeléctrico, inmediatamente surgieron las réplicas de sus contendores.

De hecho, ayer los postulantes a La Moneda que representan gran parte del espectro político, incluidos independientes, plantearon sus posturas no sólo respecto de este megaproyecto sino también del desarrollo que deberá tener la matriz energética del país de cara al futuro. De esta manera, entra al debate uno de los temas más controvertidos de los últimos meses y años, dada la preocupación por los altos costos de energía y su impacto en la productividad del país; la expresión social que surge al abordar estos temas e incluso la inédita disputa generada entre el Ejecutivo y el Poder Judicial por la paralización de este tipo de iniciativas.

«No entiendo el revuelo por mis declaraciones»
La afirmación del pre candidato presidencial de Renovación Nacional (RN), Andrés Allamand, respecto a que el proyecto de Hidroaysén «esta muerto», aún siguen causando revuelo en el mundo empresarial y político. En entrevista a Radio Cooperativa dijo no comprender la molestia que ha causado sus declaraciones. «No entiendo este revuelo que ha causado mis declaraciones a algunos ejecutivos de Hidroaysén, yo simplemente constaté lo que ellos antes habían anunciado. Ellos dijeron -con todas sus letras- que no era viable el proyecto en las actuales condiciones, porque no existían las normativas políticas y administrativo para llevar adelante esa iniciativa. Yo no he hecho más que constatar lo que ellos han dicho y sin embargo me critican», afirmó.
Paralelamente, advirtió que «no voy aceptar presiones empresariales de ninguna naturaleza en esta campaña y cuando tenga que hacer un planteamiento lo haré con la misma claridad que lo he hecho».

«Hace falta un plan regulador nacional»
Sin querer entrar de lleno en la discusión por el proyecto que consiste en la construcción y operación de cinco centrales hidroeléctricas, dos en el río Baker y tres en el río Pascua, ubicadas en la XI Región, el pre candidato presidencial (independiente) y ex ministro de Hacienda de Michelle Bachelet, hizo un llamado a mirar de manera más global este tipo de iniciativas.

«Creo que en Chile nos falta un enfoque más amplio, la discusión de proyecto a proyecto no va a resolver los problemas. El problema que tenemos en Chile es que nos hace falta lo que yo he llamado un Plan Regulador Nacional; así como tenemos en las comunas planos reguladores y que dicen que en un barrio residencial nadie puede poner una fábrica y frente a un colegio nadie puede poner un bar, esa misma lógica a nivel comunal tenemos que adoptarla a nivel nacional y tomar decisiones como país respecto a en qué localidades vamos a privilegiar el turismo o la agricultura y en qué localidades vamos a permitir asentamientos de generación energética».

«Empresa debe definir si lo lleva adelante»
El ex minsitro de Obras Públicas y pre candidato a La Moneda, Laurence Golborne (independiente apoyado por la UDI), abordó la polémica por la central Hidroaysén y señaló que «uno no puede andar matando o levantando proyectos, aquí las empresas tendrán que decidir lo que llevan adelante, sin embargo, lo importante es que el país necesita energía barata, en las cuentas de la luz de la gente se siente el costo de la energía, por lo tanto, tenemos que encontrar la manera de llevar adelante una serie de proyectos de energías renovables no convencionales y de energías tradicionales para poder tener energía barata para la gente».

Sostuvo que «los proyectos nacen o mueren, eso será materia de quienes lo están llevando adelante». Planteó que «las políticas públicas deben encargarse de definir los criterios para que todos los proyectos con respeto al medio ambiente y las comunidades se lleven adelante».

Dijo que eso «debe hacer el Estado para asegurar energía barata y sustentable».

«La matriz chilena es cara y sucia»
El pre candidato presidencial de la Democracia Cristiana (DC), Claudio Orrego sostuvo que «la matriz energética chilena es hoy cara, sucia y poco confiable». Por esto advierte que «Chile debe optar estratégicamente por la energía hidroeléctrica y las energías renovables no convencionales, como la solar y la eólica». En ese sentido, el saliente alcalde de Peñalolen apunta a que «para que ello sea posible y se minimicen costos sociales y ambientales, el Estado debe tener un rol fuerte en la planificación del territorio».

De hecho, cuando se aprobó la primera etapa del proyecto, Orrego señaló que «el gobierno ha mostrado una gran debilidad en este tema, sobre todo porque hubo tres personas que tuvieron que abstenerse en esta votación, porque tenían intereses comprometidos, en ese sentido el Ejecutivo está errado».

En ese entonces respecto de si la Concertación hubiese aprobado el proyecto el edil aclaró: «No sé si hubiera aprobado, pero si se habría tenido mucho más cuidado en darle espacio a la institucionalidad».

«La concertación se equivocó en promover hidroaysén»
El candidato a la Presidencia Marco Enríquez-Ominami (PRO) plantea tajantemente su oposición al proyecto Hidroaysén.

«Estoy en contra del proyecto, lo estuve en 2009 y bastante solo en esa oposición junto con algunos ecologistas, fuimos bien pocos los que estuvimos en contra. En 2010, el candidato electo se dio cuenta que era un proyecto complejo y en 2012, el proyecto lo tiene frenado». De igual forma advierte que la Concertación también jugó un rol preponderante en este proceso. «Se equivocó en promover Hidroaysén y el presidente Piñera se equivocó al no atreverse a frenarlo, la solución en energía no es solamente aumentar la capacidad de oferta sino que en la demanda corregir algunas cosas, el consumo de energía, el ahorro de energía, las mineras tienen que hacer un esfuerzo adicional al que hacen, en fin, hay muchos caminos que son mucho más eficientes», acotó.

Fuente / Diario Financiero

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena