Hacienda negocia capitalizar más de US$ 800 millones a empresas estatales

Feb 19, 2007

Expertos valoran esta nueva política, que permite a las compañías desarrollar sus proyectos sin acrecentar endeudamiento. La mayor parte de estas firmas no cuentan con proyectos que necesiten inyecciones de capital por parte del fisco.

Son más de US$ 800 millones los que el fisco podría dejar de recibir este año, pues no serían ingresados a la caja estatal por al menos tres grandes empresas públicas: Codelco, Enap y BancoEstado. Dependiendo de lo que consiga Enap, la cifra conjunta podría acercarse incluso a los US$ 1.000 millones.

La propuesta de las compañías es utilizar esos recursos en sendos planes de inversión que no las obliguen a endeudarse más en el mercado. Para ello, cada una ha negociado o negocia con el Ministerio de Hacienda las condiciones para capitalizar las utilidades de 2006.

La primera en conseguir la autorización fue Codelco. La semana pasada, Hacienda anunció que US$ 313,5 millones serían usados para capitalizarla y que se constituirá un fondo de reserva por US$ 400 millones -administrados por la misma cuprera- para futuras reinversiones.

Los siguientes

BancoEstado busca lo mismo. Según ha comentado el presidente de la compañía, José Luis Mardones, la propuesta es reinvertir el 95% de las ganancias después de impuestos, equivalente a más de US$ 83 millones.

Y luego está Enap, que tiene una política vigente al respecto: si presenta una rentabilidad sobre patrimonio superior al 14% anual, la mitad del excedente resultante puede usarse para sus planes de expansión. El problema es que, al tercer trimestre de 2006, dicha rentabilidad fue de 9,9%, por lo que los US$ 132 millones obtenidos a esa fecha -después del Impuesto de Primera Categoría- deberían ir a parar íntegros al fisco.

En general, los expertos valoran esta nueva política del Gobierno, pues así dichas empresas pueden desarrollarse sin recurrir a deudas.

El economista y consultor Luis Eduardo Escobar, ex asesor de Hacienda, recuerda que la fijación del 14% de rentabilidad en Enap «no fue antojadiza», pues se basó en el promedio que tuvo la empresa desde la década de los noventa. Considera que si la petrolera estatal «tiene buenos planes de inversión, puede usar una parte de capital propio y la otra a través de financiamiento en el mercado». Cree que podría fijarse un criterio de rentabilidad similar a Codelco.

Tomás Flores, subdirector de Estudios de Libertad y Desarrollo, piensa que la capitalización es eficiente sólo si su rentabilidad supera lo que el Estado haría con esos recursos invirtiéndolos como parte de sus activos financieros. «Por eso es importante tener directorios independientes y profesionales, como ocurrirá en Codelco», opina.

Con todo, comenta que todas estas negociaciones se evitarían si el Gobierno abre parte de la propiedad de estas compañías a la Bolsa, con lo que obtendrían recursos frescos, sin necesidad de endeudarse y sin costo fiscal.

Compañías dependientes del SEP viven escenario diferente

«Desde el punto de vista de capitalización, el resto de las empresas son irrelevantes», comenta Manuel Bengolea, experto de FIT Research.

La mayoría de ellas está concentrada en el Sistema de Empresas Públicas (SEP). Su directora ejecutiva, Mónica Singer, cuenta que «para 2007 las empresas SEP no tienen, en general, proyectos de inversión que les impidan transferir sus utilidades al fisco». Por ejemplo, las inversiones de las portuarias son efectuadas por los mismos concesionarios, y Metro y EFE han registrado pérdidas.

Depreciación o bancos

Empresas rentables, dice, como Zofri, Polla y Correos, no presentan inversiones cuantiosas y se solventan con «depreciación o financiamiento bancario, si fuera necesario».

En el caso de Enami, «la empresa tiene una posición de liquidez tal que le permitirá financiar los proyectos previstos para 2007, no obstante que transferirá el 100% de las utilidades obtenidas en 2006».

Entre las firmas que no están en el SEP y son públicas está TVN. Sin embargo, ésta cuenta con un plan especial de autofinanciamiento, determinado por un directorio distinto, formado por diferentes sensibilidades de carácter político.

Fuente / El Mercurio

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena