Gobierno pide a empresarios y mineros enfrentar crisis e incentivar producción

Ene 16, 2009

Los trabajadores y empresarios acordaron cero incremento salarial en la presente gestión.

Ante la caída de los precios de los minerales que representa crisis en el sector, la empresa privada y los trabajadores mineros están conminados a impulsar y ejecutar nuevas formas de incentivo a la producción y así garantizar la productividad y las fuentes de empleo, según el Gobierno.

Tras la solución del conflicto entre el sector laboral y patronal de la empresa minera Sinchi Wuayra, en la que participaron los ministerios de Minería y Trabajo como mediadores, surge el planteamiento oficial de consolidar un solo bloque entre trabajadores y privados para enfrentar los posibles efectos de la crisis financiera internacional.

El ministro de Minería y Metalurgia, Luis Alberto Echazú, a tiempo de anunciar la solución al conflicto de los mineros de Sinchi Wuayra, planteó esta alternativa y convocó a todas las empresas mineras y de todos los rubros a implementar políticas creativas.

«Debemos pensar que tenemos la capacidad para enfrentar de manera distinta estas crisis y hacerlo de forma conjunta entre el Estado, la empresa privada, los trabajadores y toda la población, y de esa manera, mantener lo más preciado como es el empleo», sostuvo Echazú.

A consecuencia de la caída de los precios de los minerales en el mercado internacional, producto de la crisis financiera mundial de octubre pasado, surgieron varios problemas en la minería privada del país que optó, en algunos casos, por reducir el número de sus trabajadores.

Tal el caso de la subsidiaria de Glencore que tiene en Bolivia concesiones de ocho centros mineros entre los departamentos de La Paz, Oruro y Potosí. Casi todas estas minas explotan complejos de plomo, plata y zinc. Colquiri es la única que explota estaño.

Cartas de preaviso de retiro de sus fuentes de trabajo, fue la respuesta casi inmediata de los empresarios de Sinchi Wuayra a gran parte de sus trabajadores quienes, como respuesta, advirtieron con iniciar medidas de protesta como marchas y bloqueos.

«Hay formas de combatir la crisis que no tienen que ser precisamente despedir a los trabajadores. Primero se deben aumentar la producción y productividad y para ello deben comprometerse los empresarios y los trabajadores», afirmó al respecto el titular de Minería.

SOLUCIÓN

Tras dos días de espera y una larga reunión entre la parte patronal y trabajadores donde medió el Gobierno, ambas partes llegaron a acuerdos que garantizan la estabilidad laboral además del impulso a la producción y productividad. Las movilizaciones se suspenden y se reanuda el trabajo en todas las minas de Sinchi Wuayra.

Entre los puntos más importantes del acuerdo se destaca mantener los niveles salariales sin ninguna reducción.

Considerando la crisis de la minería, las partes acuerdan cero por ciento de incremento salarial en la presente gestión manteniéndose los actuales niveles salariales. Este punto significa que no va haber reducción salarial como en un principio había planteado la empresa.

Tanto la empresa, como inversora de los proyectos mineros, y los trabajadores, como ejecutores de los mismos, se comprometen a buscar alternativas específicas en cada operación para incrementar la productividad. Esta tarea será coadyuvada por el Gobierno.

La empresa Sinchi Wuayra deja sin efecto las cartas de preaviso de despidos en todas las operaciones garantizando con esto la estabilidad laboral de los trabajadores.

En el cuarto punto, los contratos entre empresa y trabajadores se firmarán bajo la premisa de impulsar otras alternativas de producción con el fin de aumentar la misma.

Con este acuerdo que fue concertado por ambas partes se suspenden todas las medidas de presión anunciadas por parte de los trabajadores y se reanudan las actividades productivas en todos los centros mineros dependientes de la empresa.

Fuente / Los Tiempos. Com – Bolivia

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena