Gobierno advierte que autorizaciones para uso de aguas en el norte llegó a su límite

Nov 7, 2005

La entidad está investigando a las mineras Collahuasi y El Tesoro por la utilización del agua para sus procesos productivos.

La disponibilidad de agua de las napas subterráneas -denominadas acuíferos-, especialmente en el norte, se está acabando.

En la Región de Antofagasta ya se cerraron las autorizaciones. «Estamos llegando al límite de extracción sustentable de los acuíferos», dice el jefe del Departamento de Administración de Recursos Hídricos de la Dirección General de Aguas (DGA), Jaime Muñoz.

La escasez complica a las mineras, que son una de las mayores demandantes del recurso, sobre el cual basan sus procesos productivos.

A 2004 el gobierno había autorizado a personas o empresas extraer un total de 244 mil litros por segundo desde los acuíferos, pero las solicitudes a la misma fecha buscaban un volumen muy superior: 342 mil litros por segundo. «Para hacerse una idea, sólo el río Maipo lleva en promedio 100 mil litros por segundo», compara el funcionario.

El diagnóstico es más severo. Según la DGA, el caudal sustentable de los principales acuíferos presentes desde Santiago al norte llega a entre 250 mil y 260 mil litros por segundo. En el norte el asunto es tan marginal que si alguien busca una autorización de parte del gobierno, «no tiene mucha expectativa (de que se le otorguen permisos)». Muñoz agrega que «los acuíferos son finitos, vulnerables, y esa es una realidad física. Tiene un límite la cantidad de agua que se puede sacar. No hay más».

Desde hace meses Collahuasi -de Falconbridge y Anglo American- y El Tesoro -grupo Luksic- están siendo investigadas por las comisiones regionales del Medio Ambiente de las I y II Regiones, respectivamente, por los efectos ecológicos de su extracción de agua. Se les impusieron restricciones a sus funcionamientos. También a Cerro Colorado -de BHP Billiton-, por sus supuestos daños contra el bofedal de Lagunilla.

La inquietud de la industria se expresó en la Cena Anual de la Minería organizada por el Consejo Minero. «Percibimos intentos por cambiar criterios ya sancionados por la autoridad en los estudios de impacto ambiental», dijo en esa ocasión el presidente del gremio, Francisco Costabal.

El caso de Collahuasi es el más reciente. La DGA entregó a la firma derechos definitivos de aprovechamiento de agua por 867 litros por segundo, más otros 150 litros provisionales condicionados al impacto sobre el Salar de Coposa. La Corema detectó posibles daños y restringió el uso del agua a 750 litros, lo que está afectando la producción de la minera.

Ejecutivos del sector plantean que las restricciones pueden frenar el desarrollo de nuevos proyectos. En la DGA discrepan. «Se estima que un litro por segundo de agua subterránea sustenta una inversión de US$ 1 millón. Las cantidades (de aprovechamiento de aguas) que hemos dado en el norte son enormes y habría que ver si esas cantidades de millones de dólares se han invertido o no», dice Muñoz.

Fuente/La Tercera

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena